Cuba reitera su disposición a resolver el caso de Alan Gross y asegura que recibe trato "digno y decoroso"

Publicado 09/04/2014 16:09:22CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno cubano ha reiterado este miércoles su disposición a buscar una solución junto a Estados Unidos al caso del contratista Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel en Cuba por intentar crear un servicio ilegal de Internet en la isla, tras conocerse que éste ha iniciado una huelga de hambre, al tiempo que ha asegurado que el estadounidense está recibiendo "un tratamiento digno y decoroso".

En un comunicado, la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro, ha señalado que el Gobierno de Raúl Castro ha "conocido con preocupación" el anuncio por parte de Gross de que ha iniciado una huelga de hambre.

En este sentido, "el Gobierno cubano reitera su disposición a buscar, de conjunto con el Gobierno norteamericano, una solución al caso del señor Gross, aceptable para ambas partes", pero, según ha explicado Vidal, dicha solución debe contemplar "las preocupaciones humanitarias de Cuba relacionadas con el caso de los tres cubanos del grupo de 'los Cinco', que continúan injustamente encarcelados en Estados Unidos por más de 15 años".

Cuba ha expresado su interés en canjear a Gross por los tres agentes de Inteligencia cubanos presos en Estados Unidos desde 1998 bajo cargos de espiar a grupos de exiliados en Florida. Hasta ahora, Washington ha rechazado hasta ahora un intercambio de prisioneros.

Por otra parte, la responsable del Ministerio de Exteriores cubano ha defendido que Gross, que protesta tanto contra el Gobierno estadounidense como contra el cubano por no resolver su situación, "ha recibido un tratamiento digno y decoroso" desde que fue detenido.

Así, ha incidido en que "se encuentra recluido en un hospital, no porque su situación de salud lo requiera, sino porque allí se le garantiza atención especializada por parte de personal médico y de salud altamente calificado".

"Alan Gross está en buenas condiciones físicas y su salud es normal y estable", ha añadido la responsable cubana, asegurando que éste recibe tratamiento médico por sus problemas de salud "propios de su edad".

Ademas, ha añadido, ha recibido visitas "de su esposa y su abogado, con los que mantiene además comunicaciones telefónicas y electrónicas sistemáticas" y recibe igualmente visitas consulares mensuales de funcionarios diplomáticos norteamericanos además de visitas de personalidades políticas y religiosas.

Por último, ha recordado que, el contratista estadounidense, que trabajaba subcontratado para la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés), "fue detenido, procesado y sancionado por violar las leyes cubanas" por poner en práctica "un programa subversivo financiado por el Gobierno de Estados Unidos, mediante el establecimiento de sistemas de comunicaciones ilegales y encubiertos, con el uso de tecnología no comercial".

ANUNCIO DE GROSS

"Comencé el ayuno el 3 de abril en protesta por el trato al que estoy sometido por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos", señaló Gross en el comunicado publicado este martes y recogido por Reuters.

"Estoy ayunando para objetar las falsedades, engaños y la inacción de ambos gobiernos, no sólo en relación a su responsabilidad compartida por mi detención arbitraria, sino también por la falta de cualquier esfuerzo razonable o válido para resolver esta vergonzosa experiencia penosa", añadió.

Asimismo, reiteró su petición al presidente estadounidense, Barack Obama, para que se involucre personalmente en los esfuerzos para lograr su liberación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies