Cuba tilda de "provocación anticubana" el intento de varios líderes por asistir a una "falsa" entrega de premios

 

Cuba tilda de "provocación anticubana" el intento de varios líderes por asistir a una "falsa" entrega de premios

Publicado 23/02/2017 6:14:13CET

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha calificado de "provocación anticubana" la intención de varios líderes internacionales, entre ellos el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de asistir en La Habana a la ceremonia de entrega de un premio en honor del fallecido disidente Oswaldo Payá.

Tanto Almagro como el expresidente de México Felipe Calderón y la antigua ministra de Educación de Chile Mariana Aylwin fueron algunos de los líderes a los que el Gobierno cubano negó la entrada al país durante los últimos dos días cuya intención era asistir a la entrega de los premios 'Oswaldo Payá. Libertad y vida', organizados por la Red Latinoamericana Jóvenes por la Democracia (Juventud LAC), liderada por Rosa María Payá. Precisamente el primer premio iba a ser entregado al propio Almagro.

El Gobierno cubano ha señalado que se trata de un "premio inventado por un grupúsculo ilegal anticubano que opera en contubernio con la ultraderechista Fundación para la Democracia Panamericana", en un comunicado difundido en el diario oficial, 'Granma'.

"El plan, tramado en varios viajes entre Washington y otras capitales de la región, consistía en montar en La Habana una abierta y grave provocación contra el gobierno cubano, generar inestabilidad interna, dañar la imagen internacional del país y, a la vez, afectar la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados", ha señalado la Cancillería.

No obstante, el Ministerio de Exteriores ha indicado que "tal vez algunos calcularon mal y pensaron que Cuba sacrificaría las esencias a las apariencias".

En el texto, La Habana ha acusado a esta y a otras organizaciones "con abultadas credenciales anticubanas" que ofrecieron "su connivencia" a la trama, señalándolas de haber tratado de atacar en otras ocasiones también al Gobierno venezolano.

"Al conocer estos planes y haciendo valer las leyes que sustentan la soberanía de la nación, el Gobierno cubano decidió negar el ingreso al territorio nacional a ciudadanos extranjeros vinculados con los hechos descritos", ha argumentado la Cancillería.

El Ministerio de Exteriores ha asegurado que se puso en contacto "con los gobiernos de los países desde donde viajaban estas personas" para, en "un intachable acto de transparencia y de apego a los principios que rigen las relaciones diplomáticas", informar de estos actos.

"Como establecen las regulaciones de la aviación civil internacional, las líneas aéreas cancelaron las reservaciones de los pasajeros al conocer que estos no serían bienvenidos. Unos pocos fueron reembarcados. Hubo quien buscó manipular los hechos en función de estrechos intereses políticos dentro de su propio país, de cara a los procesos internos que en ellos tienen lugar", ha criticado el Ministerio.

CRÍTICAS DE ALMAGRO

En una carta a la hija del opositor y organizadora de la ceremonia, Rosa María Payá, Almagro anunció que su visado se le había denegado, al tiempo que las autoridades cubanas habrían expresado su "asombro" por la implicación del máximo responsable de la OEA en "actividades anticubanas". El premio, añadió, "no es reconocido por el Estado cubano".

En este sentido, criticó que, en un análisis "tan superficial como alarmista", se pueda considerar su visita a Cuba un "peligro", al tiempo que negó que ésta pudiera tener efectos colaterales.

El líder de la OEA expresó también su temor por que se puedan adoptar "represalias" contra los organizadores del acto y ha recalcado su discrepancia con la "criminalización" del grupo Cuba Decide, defensor de un plebiscito sobre el futuro política de la isla.

Ante estas declaraciones, el Gobierno cubano ha señalado que no se ha visto sorprendido ni por sus afirmaciones ni por sus "actos abiertamente anticubanos". "En muy corto tiempo al frente de esa organización, se ha destacado por generar, sin mandato alguno de los estados miembros, una ambiciosa agenda de autopromoción con ataques contra gobiernos progresistas como Venezuela, Bolivia y Ecuador", ha criticado.

La Habana ha acusado a Almagro de haber redoblado "las arremetidas imperialistas y oligárquicas" durante su mandato como secretario general de la OEA "contra la integración latinoamericana y caribeña y contra la institucionalidad democrática".

"En una ofensiva neoliberal millones de latinoamericanos han retornado a la pobreza, cientos de miles han perdido sus empleos, se han visto forzados a emigrar, o fueron asesinados o desaparecidos por mafias y traficantes mientras se expanden en el hemisferio ideas aislacionistas y proteccionistas, el deterioro ambiental, las deportaciones, la discriminación religiosa y racial, la inseguridad y la represión brutal", ha agregado.

En este contexto, ha preguntado que "dónde ha estado la OEA, que siempre ha guardado cómplice silencio frente a estas realidades". "¿Por qué calla? Hay que ser un trasnochado para intentar venderle a los cubanos 'los valores y principios del sistema interamericano' frente a la dura y antidemocrática realidad engendrada por ese mismo sistema", ha aseverado.

En una última arremetida contra Almagro, lo ha acusado de "tener escasa memoria" al no recordar que "en febrero de 1962 Cuba se alzó solitaria frente a ese 'cónclave inmoral', como lo denominó Fidel (Castro) en la Segunda Declaración de La Habana".

"Cincuenta y cinco años después y con la compañía de pueblos y gobiernos de todo el mundo, es menester reiterar, como aseguró el presidente Raúl Castro, que Cuba nunca regresará a la OEA", ha advertido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies