Cuba vuelve a entregar licencias a negocios privados, pero impone límites

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel
REUTERS / MARCO BELLO - Archivo
Publicado 10/07/2018 18:01:10CET

LA HABANA, 10 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Cuba volverá a otorgar licencias para su embrionario sector privado a finales de año, pero las restringirá a una por persona para frenar la evasión de impuestos, tal y como ha informado este martes la prensa oficial.

El Gobierno cubano había suspendido la emisión de licencias para los llamados "cuentapropistas" en agosto del año pasado en 27 de las 201 ocupaciones que permitió ejercer inicialmente, mientras definía cómo mejorar lo que prefiere denominar el sector del "autoempleo".

Las nuevas modificaciones "obedecen a desviaciones presentadas y casos en los que habían dueños con muchos negocios, signo de concentración de riqueza que no se permitirá en Cuba", ha dicho Marta Elena Feitó, viceministra de Trabajo y Seguridad Social, según el diario 'Granma'.

Las nuevas regulaciones son el primer anuncio relevante en esta área desde que Miguel Díaz-Canel asumió el cargo de presidente del país tras la renuncia del exmandatario Raúl Castro, aunque la política de los denominados "cuentapropistas" había estado en revisión mucho antes de abril.

Feitó ha sostenido que se ha decidido agrupar los 201 oficios en 123 y ha apuntado que en adelante se excluirán ocupaciones como vendedor mayorista y minorista de productos agropecuarios, operador de equipos de recreación o vendedor de productos agrícolas ambulatorios.

La viceministra ha señalado que se reanudará el otorgamiento de licencias para el arrendamiento de viviendas y la apertura de restaurantes conocidos como "Paladares" o cafeterías, así como prestar servicios de construcción, permisos que habían estado suspendidos temporalmente.

Por su parte, la Gaceta Oficial de Cuba (www.gacetaoficial.gob.cu) ha publicado las normas que regularán el sector a partir de fines de año y que se difunden después de que el Partido Comunista admitiera errores en la puesta en marcha de las reformas emprendidas por el expresidente Castro tras reemplazar a su hermano Fidel en 2008.

La economía de Cuba ha tenido problemas para crecer debido a la disminución de los subsidios de su aliado Venezuela, el recrudecimiento del embargo comercial bajo nuevas restricciones aplicadas por el Gobierno de Estados Unidos, la reducción de exportaciones y el azote de varios huracanes.

"El contenido de las normas responde, por un lado, a algunas solicitudes de los trabajadores por cuenta propia y, por otro, incorpora regulaciones para perfeccionar el ejercicio y fiscalización de las actividades, así como el control funcional a todos los niveles: desde el municipio hasta la nación", ha resaltado 'Granma'.

El Gobierno cubano se ha quejado de que los empresarios privados evaden impuestos y compran productos en el mercado negro. La cifra de cubanos que trabajan en el "autoempleo" casi se ha cuadruplicado llegando a 591.456 personas --cerca del 13 por ciento de la fuerza laboral del país-- desde que Castro lanzó un plan en el 2010.