Alemania recuerda que no sería la primera vez que se excluye a un país de la redacción de un Tratado

Actualizado 23/06/2007 1:49:58 CET

Berlín critica la falta de maniobra del presidente polaco y su necesidad de pedir autorización a su gemelo en Varsovia

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia alemana de la UE recordó hoy que si finalmente se convoca una conferencia intergubernamental (CIG) por mayoría cualificada y sin el acuerdo de Polonia no sería la primera vez que ocurre algo así, puesto que ocurrió otras veces en relación a Reino Unido.

Fuentes diplomáticas recordaron que existen dos antecedentes en los que Londres en principio se excluyó de sendas negociaciones que finalmente dieron lugar al Acta Única, firmada en 1986, y al Tratado de Maastrich, en 1992.

Un portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel, insistió hoy en la necesidad de convocar una CIG para terminar de redactar un nuevo Tratado simplificado. El tratado actual dispone que la CIG puede convocarse con el voto a favor de una mayoría de Estados miembros, a pesar de que casi siempre --con las dos excepciones anteriores y quizá ahora-- siempre ha concitado la unanimidad.

"Necesitamos unanimidad al final, pero no al principio", dijo y añadió que "ahora tenemos algunos meses más para negociar y quizá para (proponer) ideas inteligentes sobre cómo encontrar la fórmula que satisfaga a todo el mundo".

Polonia rechazó la propuesta que presentó Alemania a última hora de esta tarde, que consistió en retrasar hasta 2014 la fecha de entrada en vigor del voto por doble mayoría, aumentar de cuatro a cinco el número mínimo de Estados necesarios para bloquear una situación, y reforzar un mecanismo que permite a una minoría de países paralizar una decisión aunque no tengan los votos necesarios para bloquearla, basada en el denominado "Compromiso de Ioannina".

Fuentes de la Presidencia precisaron, no obstante, que esta oferta no figurará en el mandato que se daría a la CIG que Alemania advierte que convocará.

El portavoz aseguró que la canciller alemana "hizo todo lo que pudo, mostró muchos esfuerzos y mucha buena voluntad" de la que, sin embargo, no hicieron gala todos los Estados miembros. "Lo que se hace cuando un Estado miembro no tiene voluntad de llegar a un compromiso, creo que lo correcto es continuar para no parar toda la UE". Mediante la CIG, insistió, "ganamos tiempo y más posibilidades para una fórmula que se acuerde por parte de todos los Estados miembros".

DIFÍCIL EL CONSENSO HOY

A pesar de los esfuerzos de Merkel, el portavoz admitió que "con la psicología" en el aspecto relativo al sistema de votación "hubiera sido difícil lograr un consenso", a pesar de lo cual advirtió que los Estados miembros "no están tan lejos unos de otros y la formulación que se ha presentado a lo largo del día muestra que hay disposición para avanzar". Por último, confió en que "en verano y otoño encontraremos un consenso sobre este punto".

Asimismo, consideró que la convocatoria de una CIG sería la mejor manera de terminar la reunión, porque consideró que "irnos de Bruselas sin acuerdo" sería "un desprecio para los 18 países que ratificaron (el malogrado Tratado Constitucional) y para los que están dispuestos a hacerlo". "Creo que no convocar la CIG crearía más problemas porque la frustración y la alineación de estas voces se incrementaría", remachó.

La Presidencia alemana estudia seriamente convocar una CIG sin el acuerdo de Polonia después de dos días de intensos contactos entre las delegaciones de los dos países a las que se han sumado como facilitadores otras como Francia, Lituania y, en el último momento, Reino Unido.

NEGOCIACIÓN POLACA

La delegación polaca estuvo encabezada en Bruselas por el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, mientras que el primer ministro y gemelo de éste, Jaroslaw, permaneció en Varsovia, en estrecho contacto y ejerciendo un férreo control sobre cada movimiento del primero.

Durante la jornada de ayer, Kaczynski llegó a aludir a la II Guerra Mundial para reclamar un sistema de voto más beneficioso para su país, asegurando que si no se hubiese producido la contienda --provocada por el régimen de Hitler--, la población polaca llegaría hasta los 66 millones, en lugar de los 38 que tiene realmente.

En este sentido, el portavoz de Merkel afirmó que "Polonia tiene derecho a defender sus intereses, es lo mismo que la defensa de los intereses de otros Estados miembros, pero han exagerado y llevado al límite este punto". Lamentó que "incluso vinieron con elementos del pasado, de la II Guerra Mundial, queremos tener un futuro constructivo de Europa y no repetir los patrones del pasado".

Preguntado sobre cuál sería este mensaje para el Gobierno polaco después de dos días de Cumbre, el portavoz alemán manifestó que "entender la cultura de negociación en la UE y la necesidad de compromiso y no aislar a Polonia, porque no está en el interés de sus ciudadanos ni en el del país".

"Tener posiciones fuertes en Varsovia es fácil, pero negociar con 26 en Bruselas es otra cosa y es complicada", dijo y calificó de "comportamiento raro" de quien realmente tomó las decisiones, el primer ministro polaco, no estuviera en Bruselas. "El que esta aquí (en alusión al presidente) tiene que preguntar a casa si puede decir sí o no, normalmente esto es una reunión de líderes para concluir y no para volver a casa para ver si puedo decir sí o no", insistió.

OTRAS DEMANDAS

El Consejo Europeo empezó ayer con la sombra del veto de Polonia, pero también con las dificultades que manifestaron otras delegaciones para aceptar distintos puntos. No obstante, el portavoz afirmó que una a una se fueron solucionando.

El Reino Unido, dijo, "obtuvo lo que quiso", de la misma manera que Países Bajos, que "están satisfechos" después de reforzar el papel de los Parlamentos nacionales, sacar los símbolos de la UE del texto y mencionar, no en el texto pero sí en el preámbulo, los criterios de Copenhague.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies