Orban afirma en Bruselas que no hay pruebas de que su reforma constitucional sea antidemocrática

Actualizado 14/03/2013 19:23:00 CET

BRUSELAS, 14 Mar. (EP/REUTERS) -

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha defendido este jueves que no hay "una sola prueba" de que la polémica reforma de la Constitución que ha impulsado su Gobierno vaya en contra de las normas de la Unión Europea o de los principios democráticos.

"¿Quién puede presentar siquiera un elemento de prueba, hechos diría yo, que puedan servir de base para argumentar que lo que estamos haciendo va en contra de la democracia? Sólo un elemento concreto", ha replicado Orban a la prensa en Bruselas, en donde ha ofrecido una rueda de prensa antes de sumarse a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

Con estas declaraciones, Orban ha negado también que la controvertida reforma, con la que se limitan los poderes de la judicatura en Hungría, vaya a ser tema de debate con el resto de socios europeos. "Sin hechos, no hay razón para ninguna discusión política general", ha zanjado.

La Comisión Europea ha reiterado en los últimos días sus "preocupaciones" por las consecuencias de la reforma de la Constitución que promueve Orban y ha avisado de que usará "todos los instrumentos" a su disposición para garantizar que Hungría respete las leyes europeas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies