Un cura cubano viaja al Vaticano para pedir que apoye una transición que incluya a "todos" los cubanos

El padre Castor José Álvarez de Devesa, pastor del Modelo de Camagüey (Cuba)
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 13:36:05CET

Castor José Álvarez de Devesa subraya que "la mayoría de los cubanos" no están satisfechos con el sistema actual en la isla

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El padre Castor José Álvarez de Devesa, cura del Modelo en Camagüey, viajará este martes al Vaticano para trasladar la necesidad de apoyar una transición política en Cuba que incluya "todos los criterios políticos" y que tenga en cuenta a "todos" los cubanos, tanto a los que están en la isla como los que se han exiliado en el extranjero.

En una rueda de prensa en la sede del Instituto Atlántico de Gobierno, Álvarez de Devesa ha explicado que esta tarde llegará al Vaticano, donde expresará su mensaje a favor de una transición política hacia la democracia y detallará el contenido de la carta que publicó junto con otros dos curas cubanos el 24 de enero para pedir un cambio de régimen en la isla.

Firmada por Álvarez de Devesa junto con el párroco de San Francisco de Paula, el padre José Conrado Rodríguez Alegre, y el párroco de Cueto, el padre Roque Nelvis Morales Fonseca, la misiva publicada el 24 de enero y dirigida al presidente cubano, Raúl Castro, critica duramente al régimen por la falta de libertades y le pide que celebre elecciones democráticas para que los cubanos puedan decidir su "futuro" y su "presente".

En su comparecencia ante la prensa en Madrid, el cura de Camagüey ha explicado que es "importante" que la Santa Sede se pronuncie sobre la situación en Cuba y esté al "servicio de la socidad cubana" en un momento como el actual, cuando el presidente Castro está a punto de abandonar el poder, el próximo mes de abril.

Álvarez de Devesa ha subrayado que la Santa Sede debe ayudar en "la unión " de las Conferencias Episcopales de Venezuela y de Cuba para ayudar a sus pueblos. "Digo Venezuela y Cuba porque parece que lo que está pasando en Venezuela tiene mucho que ver con Cuba y por eso es bueno unir las experiencias de ambos países y de ambas iglesias y que podamos ayudarnos mutuamente", ha indicado.

Tras dejar claro que "la doctrina social de la iglesia no se desentiende de la política", el cura del Modelo de Camagüey ha justificado la carta pública que él y otros dos sacerdotes han dirigido a Raúl Castro para apoyar una transición a la democracia.

"Nosotros hemos hecho esta carta a Raúl porque es la mayor autoridad actualmente en la socidad. Quisiéramos que haya una concordia entre el lugar del poder y la decisión del pueblo. Lo hemos querido sacar el 24 de enero porque era el vigésimo aniversario de la misa de Juan Pablo II por la patria y además por las palabras de monseñor Pedro Mauricio, el arzobispo de Cuba, que nos parecieron iluminadoras", ha señalado.

Álvarez de Devesa ha explicado que el objetivo de su carta pública es "llamar la atención" sobre la "coyuntura" que vive Cuba, "que puede ser más de lo mismo, de depresión, de desaliento y de no se puede hacer nada o, todo lo contrario, de una esperanza, de decir sí podemos hacer".

El cura cubano ha subrayado que la isla necesita ahora adentrarse en un proceso político basado en la búsqueda del "acuerdo", que tenga en cuenta "todos los criterios políticos de los cubanos que están dentro de la isla y que están fuera de la isla".

Preguntado por si ha sufrido represalias o teme que pueda sufrirlas por la publicación de su misiva, Álvarez de Devesa ha dicho que por el momento no le ha sucedido nada. "No hemos recibido ninguna represalia ni advertencia. Hemos podido salir libremente de la isla. No sabemos de ahora en adelante qué pasará pero tampoco es que nosotros tengamos en la agenda muchas salidas porque trabajamos allá", ha señalado.

Posteriormente, ha explicado que él ya se encontraba fuera de la isla cuando se publicó la misiva y que volverá a Cuba tras su visita de esta semana al Vaticano. "En Cuba vivimos siempre con ese temor de que pueda haber una represalia", ha añadido.

Ante la pregunta de si se considera a sí mismo un opositor, Álvarez de Devesa no ha querido definirse pero ha dicho que en la isla "la mayoría de los cubanos en estos momentos no está satisfecha con el sistema cubano".

"Cuando algunos dicen que es muy pequeña la oposición en Cuba.. La verdad es que la oposición en Cuba es muy grande, lo que ocurre es que hay personas que pasan una barrera abierta y son llamados disidentes o también opositores. Muchos de ellos representan el sentir de un pueblo que se siente inconforme con el ordenamiento político que existe actualmente en la isla", ha asegurado.

El cura de Camagüey se ha definido como "uno más de los cubanos" no se sienten "conformes" con lo que hay actualmente en Cuba y apuestan por la mejora. "Creo que todas las personas quieren que mejore siempre la situación personal. En este caso, no estoy hablando de situación personal sino social. Junto con muchos cubanos yo diría que la mayoría de los cubanos, yo también personalmente, quisiera que mejorar la sociedad", ha concluido.