La CE advierte de que la pobreza en América Latina conduce a la inestabilidad social y la violencia

Actualizado 11/05/2006 18:59:54 CET

VIENA, 11 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Clara Pinar) -

El comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, advirtió a los ministros de Exteriores de la UE y América Latina y el Caribe de que la pobreza y la exclusión social, además de ser "inaceptables por sí mismas", son también "factores de desestabilización de las sociedades" y "comportan el recrudecimiento de los crímenes y de la violencia".

La pobreza y la exclusión "ponen en peligro los esfuerzos de nuestras economías para conseguir las tasas de crecimiento que permitan un desarrollo sostenible", aseguró Michel durante su intervención en el primer encuentro de la Cumbre de Viena, que reunió este jueves a ministros de Exteriores y otros representantes gubernamentales de 62 países de Europa y América Latina.

Michel llamó a "movilizar nuestras políticas públicas" para reducir las desigualdades en América Latina, mediante programas que tengan en cuenta el crecimiento económico, el respeto por el medio ambiente y la participación de la UE por medio de su política de cooperación con los países latinoamericanos.

Aseguró que "el desarrollo social no se puede conseguir sin crecimiento económico", y destacó la importancia de la "diversificación" que permita que las economías de los países sean suficientemente flexibles "para adaptarse a los continuos cambios, reducir las vulnerabilidades y conseguir un desarrollo sostenible".

Michel también apostó por la preservación del medio ambiente que no es sólo "una cuestión de justicia para las generaciones futuras", sino también "una cuestión crucial para las generaciones actuales y una fuente de bienestar económico".

En este punto, reclamó "la gestión sostenible de los recursos naturales, porque éstos tienen un impacto directo sobre las personas más frágiles económicamente".

El comisario citó la política de cooperación de la UE como otro de los elementos que pueden contribuir a la erradicación de la pobreza en América Latina, para lo que consideró clave el establecimiento de una asociación entre las dos regiones que deberá tener un "trato diferenciado" con los distintos países atendiendo a sus necesidades y teniendo en cuenta su diversidad.

"Es esencial que la asociación birregional reforzada tenga plenamente en cuenta las aspiraciones legítimas de cada uno de nuestros socios de América Latina y el Caribe a un desarrollo sostenible en la triple dimensión del término: económico, social y medioambiental", subrayó.

Para ello, Michel aseguró el compromiso de la UE para apoyar "los procesos de integración y cooperación regional y subrregional" en un proceso que, dijo, debe incluir a un "amplio espectro de actores" como la sociedad civil, actores económicos y sociales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies