El Gobierno dice que trabaja para aumentar la ayuda a Bolivia al margen de la nacionalización de hidrocarburos

Actualizado 11/05/2006 19:27:51 CET

VIENA, 11 May. (de la enviada especial de EUROPA PRES Carolina Jiménez) -

La delegación española en la Cumbre UE-América Latina declinó hoy valorar las palabras del presidente boliviano, Evo Morales, cuando afirmó que el Gobierno español no ha cumplido hasta ahora sus compromisos de ayuda a Bolivia, y se limitó a señalar que el aumento de las ayudas y la condonación de deuda están en marcha. Además, fuentes del Ministerio de Exteriores insistieron en que la cooperación no está vinculada "en absoluto" con la decisión de Morales de nacionalizar los hidrocarburos bolivianos.

Las fuentes recordaron que el Gobierno se comprometió a duplicar la ayuda a los países más necesitados, entre ellos Bolivia, independientemente de si Morales ganaba o no las elecciones presidenciales en Bolivia, y que eso es lo que está haciendo progresivamente. Lo mismo sucede con la condonación de deuda y con el canje de deuda por educación, puesto que es un proceso que afecta a diferentes ministerios.

Por otro lado, las fuentes insistieron en que la cooperación española con Bolivia no se verá afectada por la decisión de Morales de nacionalizar los hidrocarburos, sino que todos los programas siguen su curso. El Gobierno español quiere tener "buenas relaciones" con Bolivia, pero "dentro de la defensa de los intereses españoles".

La nacionalización de los hidrocarburos será previsiblemente el tema clave del encuentro que se espera que tengan Morales y Zapatero durante la Cumbre de Viena. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, y su colega boliviano, David Choquehuanca, se reunieron anoche en Madrid, en el marco de la cena que Moratinos ofreció a todos sus homólogos iberoamericanos, y cerraron una reunión entre los dos mandatarios, pero aún no se sabe en qué momento se producirá.

España tiene previsto condonar 35 de los 100 millones de euros de la deuda bilateral con Bolivia de aquí a 2009 en virtud del programa de ejecución que se aprobó hace tres años para el período 2003-2009, según fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el pasado 4 de enero al entonces presidente electo de Bolivia, Evo Morales, su compromiso político de condonar "una parte sustancial" de los 100 millones de euros en deuda externa que tiene Bolivia con España en la actualidad.

Pero además, el Gobierno firmará a lo largo del año 2006 convenios de canje de deuda por educación con las autoridades de Perú, Bolivia y Guatemala, que se sumarán a los ya firmados con Ecuador, Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies