Líderes europeos disputan un partido de fútbol benéfico en favor de niños de la calle de Rumanía

Actualizado 11/05/2006 23:56:51 CET

VIENA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Varios líderes europeos disputaron esta tarde un partido de fútbol en Viena con el objetivo de recaudar dinero para financiar proyectos de ayuda para los niños de la calle en Rumanía. El encuentro, que se celebró al término de la primera jornada de la IV Cumbre UE-América Latina y Caribe, terminó con un empate a 7 goles.

El nombre general del equipo era F.C. Europa, pero después se dividió en dos conjuntos, uno de ellos capitaneado por el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso y el otro por el canciller austriaco y presidente de turno de la UE, Wolfang Schüssel. Al partido asistieron unos 1.000 invitados, según informó ORS, la radio-televisión pública austriaca. Además de Barroso y Schüssel, participaron en el encuentro el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan; el comisario de Ampliación, Olli Rehn, y los primeros ministros de Eslovenia, Janez Jansa; Polonia, Casimires Marcinkievicz, Rumania, Calin Popescu-Tariceanu; Croacia, Ivo Sanader, y Bulgaria, Sergei Stanishev. Por parte latinoamericana jugó el presidente peruano, Alejandro Toledo.

"Normalmente nos vemos siempre con traje y corbata, pero hoy hemos sudado", manifestó Schüssel, que fue el autor del primer gol del partido. Pero esta noche no hubo vencedores ni vencidos, y no sólo por el empate. Se trató de un partido de beneficencia y los fondos que recaudados se destinarán a los proyectos que dirige el sacerdote austriaco Georg Storschill en Rumanía para ayudar a los niños de la calle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies