David Andrés Viñas (Save the Children): "Estado Islámico enseña a los niños matemáticas con bombas"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

David Andrés Viñas (Save the Children): "Estado Islámico enseña a los niños matemáticas con bombas"

Save the Children - Irak
SAVE THE CHILDREN
Actualizado 22/10/2016 16:09:14 CET

Save the Children se prepara para gestionar la masiva llegada de refugiados de Mosul cuando se abra por fin una ruta segura

Unidades de atención rápida auxilian casos de deshidratación, trauma o intoxicación por los pozos que incendian los yihadistas

MADRID, 22 Oct. (EDIZIONES) -

La ONG para la protección infantil Save the Children se encuentra ya atendiendo a los primeros desplazados de los alrededores de Mosul, la ciudad del norte de Irak convertida en el bastión de la organización yihadista Estado Islámico, y desde el pasado lunes escenario de la mayor ofensiva que se recuerda contra el grupo terrorista.

Naciones Unidas teme que un millón y medio de personas acaben desplazadas por la ofensiva una vez las fuerzas iraquíes y peshmerga logren garantizar una ruta segura para que escapen los residentes de la ciudad, aterrorizados desde hace meses por la extrema crueldad del régimen yihadista, y que de momento permanecen en sus domicilios a la espera del avance de los militares iraquíes y milicianos kurdos.

En este contexto, Save the Children ha comenzado a distribuir ayuda de primera necesidad a unas 300 familias en un colegio abandonado de Qaraya, a unos 80 kilómetros de Mosul mientras van terminando los preparativos para recibir un éxodo de desplazados en una situación crítica, especialmente para los más pequeños, según explica a Europa Press el portavoz de la ONG, David Andrés Viñas, desde Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

Save The Children

"Es una situación muy mala", comenta Viñas en relación a las informaciones que le llegan de Mosul. "Hay mucha ansiedad en la ciudad porque las familias están atrapadas en un dilema terrible. Si se quedan, corren el peligro de recibir fuego cruzado pero si intentan se arriesgan a atravesar campos de minas, bombas trampa y fuego de francotiradores".

El Gobierno iraquí ha recomendado a la población que permanezca en sus casas hasta que avancen sus fuerzas, y ha sugerido que los civiles marquen con una bandera blanca las posiciones de sus domicilios para evitar ser objeto de bombardeos, algo "poco práctico" en la opinión de Viñas porque "la munición no es precisa y las banderas pueden ser instrumentalizadas por Estado Islámico para usar a las familias como escudos humanos".

Viñas, que pide constantemente a las partes implicadas que prioricen las vidas de los civiles y permitan lo antes posible la apertura de una ruta segura, lleva días viendo helicópteros militares y convoyes en dirección a la ciudad, a la espera de este corredor humanitario prometido por el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, y que de momento queda restringido a localidades cercanas a Mosul, como Al Hawd, liberada el pasado 17 de octubre. Para ello, no obstante, explica Viñas, "primero hay que llegar a las zonas urbanizadas", todavía a cierta distancia del actual frente de combate.

Save The Children

TRAUMAS Y PROBLEMAS RESPIRATORIOS

Como parte de su defensa de la ciudad, Estado Islámico ha prendido fuego a pozos petroleros (e incluso a una cercana fábrica de sulfuros en Mishaq) con la intención de que el denso humo negro pueda ocultarles de los aviones no tripulados de la coalición internacional. Esta táctica ha contaminado el aire en kilómetros a la redonda que han provocado que hasta 800 personas hayan tenido que ser hospitalizadas -- hasta 400 en Qarraya, 200 en Haj Alí y 200 en Jahalla -- por problemas respiratorios.

Frente a ello, Viñas explica que existen unidades móviles dedicadas a recorrer kilómetros para encontrar grupos de desplazados internos, muchos de ellos con niños, a los que proporcionan "agua, lo primero y después atención médica de emergencia".

En estos vehículos viajan "especialistas de protección de la infancia para identificar los casos más traumáticos", indica el cooperante. Una vez resguardados, "intentamos instalar en ellos una sensación de normalidad a través de la creación de espacios seguros", añade.

Cargando el vídeo....

BOMBAS EN VEZ DE MANZANAS

Una de las consecuencias más destacadas de la presión inhumana bajo la que han vivido los niños desplazados por Estado Islámico es la "programación" de la que han sido objeto por los yihadistas, que han convertido los colegios en centros de adoctrinamiento. "Hay niños que no han acudido a la escuela en dos años. Los padres de quienes han ido nos dicen que, para lo que han aprendido, mejor olvidarlo", explica el cooperante. "El objetivo de estas 'clases' era doble: lavarles el cerebro y enseñarles a fabricar bombas", indica Viñas. "De hecho, en las clases de matemáticas usaban bombas como ejemplo para sumar".

Quienes intentan escapar de los yihadistas se enfrentan a un desafío donde su vida corre gravísimo peligro. Se ve en gran parte de Hawiya, una localidad del norte del país, gran parte de la cual está controlada por Estado Islámico. Viñas relata historias de horror. "Dos niños murieron tras pisar una mina y los padres tuvieron que ignorar los cuerpos porque el lugar estaba plagado de explosivos. Nos hemos encontrado niños muertos de sed después de 36 horas de huída por las montañas", lamentó el cooperante.

Save The Children 

"Estado Islámico está adoctrinando a una generación de niños, los niños de Estado Islámico", indicó Viñas, inmerso ahora en los preparativos para recibir a los refugiados de Mosul. De momento, han recibido a más de 150.000 durante las operaciones de acercamiento a la ciudad, pero la cifra se multiplicará en las próximas semanas siempre y cuando, recuerda el cooperante una vez más, las partes en conflicto den a los civiles una oportunidad para escapar del infierno en el que se convertirá el lugar en los próximos días.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies