El Foro de Davos comienza hoy con los precios del petróleo, China y el déficit estadounidense en la agenda

Actualizado 25/01/2006 9:23:01 CET

El director del Foro apela a una globalización "creativa e innovadora" liderada por empresas como Google o Apple

DAVOS (SUIZA), 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Foro Económico Mundial (FEM) se reunirá entre hoy y el domingo en la ciudad suiza de Davos para debatir algunas de las vicisitudes económicas asociadas a la globalización, como el poder emergente de países asiáticos como China o India, el déficit comercial récord de Estados Unidos o los altos precios del petróleo.

La reunión de este año atraerá a 2.500 líderes de todo el mundo y contará con la presencia de, entre otros, el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, el vicepresidente chino, Zeng Peiyan, y algunos líderes empresariales como el fundador de Microsoft, Bill Gates, o el multimillonarios George Soros.

En los debates acerca del actual escenario mundial, tendrán especial relevancia los recientes reemplazos en el liderazgo de algunas de las instuticiones y países más importantes del planeta, como la Reserva Federal, donde Will Bernanke sustituirá a Alan Greenspan, y como la cancillería alemana, en la que Gerhard Schroeder fue reemplazado por Angela Merkel, que acudirá a Davos.

La Reserva Federal y su política de tipos de interés, situados en el 4,25%, también será motivo de debate. Los analistas internacionales observan de cerca la llegada de Bernake y esperan con ella un cambio en la política de tipos y en la estrategia de comunicación de la institución, hasta el momento marcada por un discurso críptico que convirtió a Greenspan en uno de los 'gurúes' de la economía.

Además de éste y otros asuntos, el Foro de Davos reflexionará acerca de la forma de conciliar el entorno económico con los avances tecnológicos y los cambios políticos. El director del Foro, Jonathan Schmidt, evocó la necesidad de afrontar el proceso de globalización de forma "creativa e innovadora" y vaticinó que la actual es una época de "posglobalización" y "post era del conocimiento".

"Hace entre cinco y siete años, el mundo de los negocios se movía en una globalización en la que actores como Wal Mart establecían procesos para mejorar costes y competitividad", pero el "'más barato, mejor y más rápido' ya no es un punto de diferenciación", explicó.

En su opinión, el mundo transita hacia un "mundo remodelado" no por empresas como Wal Mart, sino "por Apples y Googles". "Esta nueva generación de compañías son creativas, innovadoras y líderes de diseño, y conectan más directamente con las necesidades de los clientes y sus aspiraciones", añadió.

REPRESENTACIÓN DE MULTINACIONALES

Las principales multinacionales estarán representadas en la reunión de Davos, en la que, según la dirección, se seleccionan a los ponentes por la diversidad de sus posiciones y por su experiencia.

Entre las compañías presentes figuran UPS, Cisco, Merck, Orange, Swiss Re, Lukoil, Unilever, Sun Microsystems o Electricité de France. De las españolas, acudirán el director ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, y el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, entre otros.

El FEM fue creado en 1971 por Klaus Schwab, un profesor de la escuela de negocios de la Universidad de Ginebra, que organizó un simposio de tres días en Davos para instruir a los ejecutivos europeos con técnicas estadounidenses. Este 'Simposio de Davos' pasó a llamarse en los años ochente 'Reunión Anual de Davos'.

Lo cierto es que en los últimos años fueron precisamente las manifestaciones en contra del FEM y en contra de su visión neoliberal de la globalización, como las que se celebraron este fin de semana en varias ciudades suizas, y no el contenido de los debates los que dieron relevancia mediática al encuentro.

DISCREPANCIAS ENTRE LÍDERES Y CIUDADANOS

A pocos días de la reunión, el centro de estudios Gallup International publicó una encuesta llamada 'La voz de los líderes' en la que quedó a la luz que la percepción de líderes y ciudadanos acerca de la situación económica mundial y de las principales amenazas es bien distinta.

El 65% de los líderes participantes en el foro predijo que la próxima generación de ciudadanos vivirá en una situación más próspera que la actual. Sin embargo, el 55% piensa que el mundo de la próxima generación será menos seguro que el actual.

En paralelo, cerca de 50.000 personas respondieron de forma mayoritaria que la próxima generación será más segura, aunque consideraron que la generación venidera tendrá una peor situación económica, en contra del parecer de los líderes.