Decenas de miles de personas protestan en Hungría contra el triunfo de Viktor Orban

Protesta multitudinaria en Hungría contra Viktor Orban
REUTERS / BERNADETT SZABO
Actualizado 14/04/2018 23:26:40 CET

BUDAPEST, 14 Abr. (Reuters/EP) -

Decenas de miles de húngaros han salido este sábado a las calles de Budapest para proestar contra lo que los organizadores consideran un sistema electoral injusto, que le ha dado al primer ministro Viktor Orban un triunfo arrollador en las urnas después de una "campaña de odio" contra los inmigrantes.

Orban ganó un tercer mandato consecutivo en las elecciones del pasado domingo, con un mensaje antiinmigración que le ayudó a obtener una fuerte mayoría para su partido gobernante Fidesz en el Parlamento, con dos tercios de los escaños según resultados preliminares.

En una publicación en Facebook antes de la manifestación, los oranizadores pidieron un recuento de los votos, medios de comunicación libres, una nueva ley electoral y una cooperación más eficaz entre los partidos de oposición, en lugar de las disputas que se vieron en el período previo a la votación.

La protesta ha sido una de las más grandes de los últimos años en Hungría, similar en tamaño a una manifestación contra el plan de Orban para poner impuestos al uso de Internet hace cuatro años y a una manifestación progubernamental convocada por partidarios de Orban poco antes de las elecciones.

Fidesz obtuvo el 49 por ciento de los votos, pero sus candidatos ganaron en 91 de 106 distritos electorales, que eligen un solo representante, la mayoría de ellos en áreas rurales. Los candidatos de oposición obtuvieron dos tercios de los distritos electorales en Budapest.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa dijo que las elecciones no ofrecieron igualdad de condiciones a los partidos de oposición, en medio de una serie de problemas que empañaron una votación que, sin embargo, respetó en general los derechos fundamentales.

Los organizadores del evento calcularon que hubo unas 100.000 personas, en una manifestación que por momentos adquirió un ambiente festivo cuando un músico pop subió al escenario para cantar sobre la "pseudocracia" de Orban.