Al menos 160 muertos en un bombardeo contra un funeral en el sur de la capital de Yemen

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Al menos 160 muertos en un bombardeo contra un funeral en el sur de la capital de Yemen

Bombardeo en Saná, Yemen
REUTERS
  
Actualizado 08/10/2016 20:42:52 CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos 160 personas han muerto, entre ellas altos responsables del autoproclamado Gobierno huthi, por un bombardeo efectuado supuestamente por aviones de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí sobre un funeral que se celebraba en la capital de Yemen, Saná, según fuentes de los servicios de rescate yemeníes y testigos del incidente a la agencia oficial de noticias china Xinhua.

El ministro de Salud del gobierno rebelde huthi en la capital, Tamim al Shami, ha informado de que el balance inicial de víctimas por el bombardeo es de 450, contando muertos y heridos. Posteriormente el ministerio ha confirmado 82 muertos y 534 heridos. 

Al menos dos bombas impactaron en un salón de ceremonias donde se habían congregado cientos de personas para despedir al padre del autoproclamado ministro huthi del Interior, Jalal al Ruwaishan, miembro del gabinete rebelde que ha asumido el poder en la capital y varios puntos del país.

"Seguimos sacando cuerpos calcinados. He contabilizado al menos 160 cuerpos y hay más bajo los escombros del salón en elq ue se estaba celebrando la ceremonia del funeral", ha explicado uno de los rescatistas, Jaled Yosuf, en declaraciones a Xinhua.

La columna de humo negro resultado del ataque se puede ver desde varios kilómetros de distancia y las ambulancias y camiones de bomberos siguen dirigiéndose al lugar.

El ministro del Interior del gobierno huthi, Yalal al Ruwaishan, y el alcalde de Saná, Abdukadir Hilal, podrían estar entre los fallecidos, según Yosuf. Otras fuentes apuntan a que también podría estar en el salón el expresidente yemení Alí Abdulá Salé, aliado de los huthis.

Los dos primeros ataques provocaron explosiones en las inmediaciones del salón del funeral, por lo que los cientos de asistentes salieron huyendo del edificio. Un tercer proyectil impactó directamente contra el salón, donde aún había muchas personas.

Las calles de los alrededores del salón de funerales se encuentran bloqueadas ya por las fuerzas de seguridad de las autoridades prohuthis y se ha impedido a periodistas y fotógrafos acercarse al lugar.

ye2

ye3

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies