Decenas de muertos en Perú tras registrarse frente a sus costas un gran seísmo de magnitud 7,9

 

Decenas de muertos en Perú tras registrarse frente a sus costas un gran seísmo de magnitud 7,9

Actualizado 16/08/2007 9:26:58 CET

LIMA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades peruanas informaron de que al menos 29 personas murieron por los efectos del terremoto de magnitud 7,9 grados registrado en la tarde de ayer (hora local, 01.41 horas de la madrugada de hoy en España) en el océano pacífico, frente a las costas de Perú. Sin embargo, la radio 'RPP' eleva la cifra de muertos hasta 46 y fija en más de 350 las personas heridas, según un recuento preliminar realizado por la propia emisora.

A pesar de que el epicentro del seísmo se situó en el mar a unos 145 kilómetros al sureste de la capital, Lima, tanto este temblor como las cuatro réplicas que le siguieron se notaron en todo el país. Los medios locales informan de que miles de personas salieron a las calles presas del pánico, que se han producido importantes daños materiales y que, incluso, el servicio eléctrico y de telecomunicaciones se han colapsado en diversas zonas.

El departamento más afectado habría sido el de Ica, al sur de Lima, en donde una iglesia se derrumbó mientras se oficiaba una misa y en donde se habría registrado el mayor número de víctimas. Asimismo, Defensa Civil confirmó la muerte de dos personas en Lima al sufrir sendas paradas cardíacas, informó el diario 'El Comercio'.

Además, las autoridades lanzaron una alerta de tsunami para Perú, Chile, Ecuador y Colombia, pero fue posteriormente cancelada al comprobar que las olas no superaban el medio metro de altura. Por ello, se dejó sin efecto la orden de evacuación del distrito de La Punta, en Callao, que se había decretado por precaución, informó la agencia peruana de noticias 'Andina'.

Por su parte, el presidente de Perú, Alan García, anunció en un discurso retransmitido por televisión que se declaraba el estado de emergencia, por 60 días naturales, en el departamento de Ica y en la provincia de Cañete. Asimismo, entre otras medidas de urgencia dispuso que todo el personal de la Policía Nacional saliera a la calle --ya que se han registrado algunos saqueos-- y anunció que las clases escolares quedaban suspendidas.

En su discurso dirigido a la nación, García transmitió su pesar a las familias de las víctimas, aunque aseguró que, a pesar de lo que podría parecer en un principio, el seísmo "no ha traído una catástrofe con enorme número de víctimas". También advirtió que algunas zonas han sido "duramente golpeadas" y pidió a la ciudadanía que, "por precaución, en las zonas cercanas al mar, sin pánico, por precaución, tomemos distancia a las zonas costeras".

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) corrigió su primera valoración del seísmo --que fijaba su magnitud en 7,5-- y estableció que se trató de un temblor de 7,9 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro se registró a unos 145 kilómetros al sureste de la capital y con una profundidad de 41 kilómetros.

Posteriormente, el USGS registró hasta cuatro réplicas con una intensidad que oscila entre los 5,4 y 5,9 grados. El primer seísmo tuvo lugar a las 18.41 horas de ayer (hora local, 01.41 de hoy hora peninsular española).

La última vez que se registró un seísmo de magnitud similar en el país fue en 1974, cuando un se sintió uno de 7,6 grados en el mes de octubre y otro de 7,2 grados un mes después.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies