El Defensor del Pueblo norirlandés acusa a la Policía de haber participado en la masacre de Loughinisland

 

El Defensor del Pueblo norirlandés acusa a la Policía de haber participado en la masacre de Loughinisland

Publicado 09/06/2016 14:52:12CET

BELFAST, 9 Jun. (Reuters) -

La Policía de Irlanda del Norte jugó un papel fundamental en la masacre de Loughinisland, donde el grupo paramilitar Fuerza de Voluntarios de Ulster (FVU) irrumpió en un bar y mató a seis personas, según un informe publicado este jueves por el Defensor del Pueblo norirlandés, Michael Maguire.

El informe muestra la implicación estatal en algunos de los 3.600 asesinatos que se produjeron durante el conflicto armado de Irlanda del Norte, que duró 30 años y enfrentó a los nacionalistas católicos y a los unionistas protestantes, que querían que la región siguiera formando parte del conjunto de Reino Unido.

En junio de 1994, el grupo de paramilitares irrumpió en el bar Heights de la localidad de Loughinisland y abrió fuego indiscriminadamente contra los clientes, que estaban viendo un partido de fútbol entre Irlanda e Italia. En el ataque murieron seis personas y cinco resultaron heridas. Según el informe, los informantes de la Policía colaboraron en la importación de armas utilizadas en al menos 70 asesinatos e intentos de asesinato llevados a cabo por los unionistas, incluyendo la masacre de Loughinisland.

Los agentes de la gendarmería oficial de Ulster, la Royal Ulster Constabulary (RUC), reemplazada en 2001 por la Policía de Irlanda del Norte (PSNI) como parte del acuerdo firmado en 1998, no informaron a los servicios de inteligencia sobre el tráfico de armas. El informe también incluye una lista de deficiencias a la hora de investigar la masacre, lo que incluye estrategias tanto forenses como de detenciones y búsqueda de testigos.

"Ofrecer protección a los informantes y hacer la vista gorda fueron las principales negligencias llevadas a cabo durante las investigaciones policiales. La destrucción de cintas de la Policía evidencia que estaban involucrados", ha señalado Maguire. "Visto de forma colectiva, no albergo duda alguna al decir que la Policía ejerció un papel importante en la masacre de Loughinisland", ha añadido.

El informe, que es la segunda investigación que se realiza en relación con la masacre, no muestra evidencias de que las fuerzas de seguridad estuvieran al corriente de que la FVU planeaba el ataque, pero Maguire ha indicado que el acercamiento entre informantes y agentes aparece una y otra vez a lo largo de la investigación.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies