La Defensora del Pueblo Europeo investiga el nombramiento del nuevo secretario general de la CE

Publicado 14/05/2018 17:04:44CET

BRUSELAS, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly, ha iniciado una investigación sobre el nombramiento del exjefe de gabinete del presidente del Ejecutivo comunitario Martin Selmayer como nuevo secretario general de la Comisión Europea, una designación que levantó mucha polémica.

En una carta fechada el pasado martes 8 de mayo, O'Reilly informa a Juncker de que ha iniciado las pesquisas tras haber recibido dos quejas al respecto, presentadas por las delegaciones de los liberales holandeses del D66 y del Partido Socialista francés en el Parlamento Europeo.

"Subrayó que examinará las cuestiones que puedan surgir en mi investigación bajo el mandato independiente otorgado a la Defensora del Pueblo Europeo a través de los Tratados de la UE. Mi investigación incluirá una inspección de todos los documentos necesarios de la Comisión", informa O'Reilly en su misiva.

La Defensora del Pueblo Europeo traslada en el documento una serie de preguntas al jefe del Ejecutivo comunitario y pide que Bruselas conteste a las mismas antes del próximo 15 de junio.

Con respecto a los documentos, O'Reilly ha solicitado todos aquellos relacionados con el nombramiento del nuevo secretario general de la Comisión Europea, en papel o en formato electrónico, desde el 1 de septiembre de 2017 hasta el 18 de abril de 2018.

La promoción de Selmayr generó una gran polémica principalmente por el hecho de que el alemán, que hasta ese momento era el jefe del gabinete de Juncker, fuera nombrado secretario general adjunto y después secretario general del Ejecutivo comunitario en un mismo día.

El pleno del Parlamento Europeo ha pedido incluso "reevaluar" el nombramiento. En la misma resolución, los eurodiputados criticaron que la designación de Selmayr "puede verse como un golpe que posiblemente desborda los límites de la ley".

La Comisión Europea ha garantizado este lunes que contestará a la Defensora del Pueblo Europeo antes de la fecha establecida. Bruselas siempre ha defendido que el nombramiento del nuevo secretario general del Ejecutivo comunitario cumplió todas las normas internas.