El Departamento de Justicia y los republicanos negocian para evitar llevar 'Rápido y Furioso' ante los tribunales

 

El Departamento de Justicia y los republicanos negocian para evitar llevar 'Rápido y Furioso' ante los tribunales

Armas Requisadas Por Estados Unidos En México
REUTERS
Actualizado 27/11/2012 20:21:47 CET

WASHINGTON, 27 Nov. (Reuters/EP) -

Los abogados del Departamento de Justicia de Estados Unidos y varios congresistas del Partido Republicano han informado este martes a un tribunal federal de que se encuentran en plenas negociaciones para alcanzar un pacto para no llevar ante la justicia ordinaria al fiscal general, Eric Holder, por no facilitar información del caso de 'Rápido y Furioso'.

La fallida 'Operación Rápido y Furioso' fue una "estrategia deliberada" del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra el Cártel de Sinaloa que consistía en la entrega de armas y su seguimiento a través de los grupos del crimen organizado que operan en México.

La Comisión de Supervisión y la Cámara de Representantes, ambas con mayoría republicana, votaron a favor de una moción de desacato contra Holder, como paso previo a que el fiscal general fuese demandando ante la justicia ordinaria.

La Comisión de Supervisión presentó a principios de agosto una demanda civil contra el fiscal general para obligarle a entregar la documentación sobre 'Rápido y Furioso' que fue requerida al Departamento de Justicia el 11 de octubre de 2011, pero que no se llegó a entregar.

El presidente estadounidense, Barack Obama, vetó la entrega por recomendación de Holder, que le escribió una carta explicando que si autorizaba la divulgación de los documentos, "se producirían ciertos problemas en la separación de los poderes estatales y podría crearse un desequilibrio en la relación" entre el Congreso y la Casa Blanca.

Sin embargo, este martes tanto el Departamento de Justicia como el Partido Republicano han explicado que se reunieron el lunes y que volverán a reunirse para intentar alcanzar un pacto sobre el caso.

Con 'Rápido y Furioso', las autoridades estadounidenses introdujeron entre 2009 y 2010 más de 2.000 armas de fuego en México, sin el conocimiento del Gobierno de Felipe Calderón, para hacerles un seguimiento y descubrir los entresijos del crimen organizado. Sin embargo, perdieron la pista al armamento, fortaleciendo con ello a las organizaciones criminales.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies