El derrumbe del rial en Yemen podría provocar más muertos que el conflicto

Desplazados internos en Saná
BECKY BAKR ABDULLA/NRC
Publicado 04/09/2018 10:41:26CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La depreciación que desde principios de año ha venido experimentando el rial en Yemen amenaza con agravar aún más la ya de por sí complicada situación en un país sumido en una guerra civil desde marzo de 2015 y podría provocar incluso más muertes que el propio conflicto, ha advertido este martes la ONG Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Miles de yemeníes se han manifestado en los últimos días en el sur del país, principalmente en Adén, donde tiene su sede el Gobierno reconocido internacionalmente, por la pérdida del valor de la moneda nacional, el rial, frente al dólar. Según subraya el NRC, este lunes el dólar se cambiaba por 630 riales en Adén, frente a los 425 riales en enero y los menos de 250 de principios del conflicto.

Esta depreciación coincide con un dramático aumento de los precios de los bienes de primera necesidad, lo que deja a millones de yemeníes en una situación desesperada. La ONU estima que desde que comenzó el conflicto en 2015, los precios de los alimentos han aumentado un 98 por ciento, mientras que los del combustible se han incrementado en un 100 por ciento.

De acuerdo con los últimos datos de la ONU, 22 millones de yemeníes, o lo que es lo mismo el 75 por ciento de la población, necesita ayuda humanitaria, y 8,4 millones de personas no saben de dónde procederá su próxima comida. Como resultado de esta situación, hay 2,9 millones de mujeres y niños con desnutrición aguda.

Por otra parte, la ONU ha advertido del riesgo de una tercera ola en la epidemia de cólera que ha sufrido el país desde abril de 2017 y que ha dejado más de 2.300 muertos y alrededor de 1,1 millones de casos.

"Este colapso económico tiene el potencial de matar a incluso más yemeníes que la violencia subyacente al mismo", ha advertido el director del NRC en Yemen, Mohamed Abdi. "Es devastador ver a una población ya de por sí exhausta en Yemen que se sigue viendo golpeada por todo obstáculo concebible para sobrevivir", ha subrayado.

"Pequeñas concesiones por las partes en conflicto son insuficientes para evitar que Yemen llegue a un punto de no retorno", ha defendido Abdi. "Ha llegado el momento de que las partes en conflicto y aquellos con influencia sobre ellos se impliquen en un proceso significativo que ponga fin a esta guerra sin sentido", ha añadido.

Más de 60.000 civiles han muerto o resultado heridos en el conflicto, mientras que más de 3 millones de yemeníes se han visto forzados a abandonar sus casas, incluidos más de 350.000 desde el pasado junio, cuando comenzó la ofensiva del Gobierno yemení con apoyo de la coalición que lidera Arabia Saudí para arrebatar el puerto de Hodeida a los rebeldes huthis.

"Desde el fin de semana, el precio de los alimentos se ha duplicado, incluso comprar un huevo es muy caro ahora", ha contado a NRC Asma, una residente en Hodeida. "Nuestros vecinos vinieron a vernos hoy pidiendo arroz y cebollas para alimentar a sus hijos", ha añadido. "Antes guardábamos lo que podíamos para ayudar a los mendigos en las calles pero ahora ya nos queda nada para ofrecer", ha lamentado la mujer.

Contador