Desalojado el ayuntamiento de la ciudad que canceló el acto del ministro turco tras una amenaza falsa

 

Desalojado el ayuntamiento de la ciudad que canceló el acto del ministro turco tras una amenaza falsa

Coches de policía frente al ayuntamiento de la ciudad de Gaggenau, en Alemania
DPA

Actualizado 03/03/2017 13:16:42 CET

Los agentes han inspeccionado el edificio y no han encontrado "nada sospechoso"

GAGGENAU (ALEMANIA), 3 (DPA/EP)

El ayuntamiento de Gaggenau, la localidad del suroeste de Alemania que canceló el jueves un acto electoral del ministro de Justicia turco, Bekir Bozdag, ha sido desalojado este viernes tras recibir una amenaza de bomba que, finalmente, se ha comprobado como falsa, según ha informado la Policía.

Horas después de desalojar el consistorio, la Policía ha confirmado que sus agentes no han encontrado nada sospechoso en el edificio. "Tras una completa investigación, no se ha encontrado nada sospechosos en el edificio", ha afirmado la Policía.

Las autoridades de esta localidad del estado federado de Baden-Württemberg decidieron el jueves cancelar un acto electoral del ministro de Justicia de Turquía que formaba parte de la campaña para recabar apoyos de cara al referéndum que se celebrará en abril en Turquía para impulsar un sistema presidencialista.

Desde la corporación local justificaron la suspensión del mitin por motivos de seguridad e insistieron en que detrás de la decisión no se encontraban motivos políticos, a pesar de la reticencia que numerosos políticos alemanes mostraron en los últimos días por que actos electorales de este tipo se celebrasen en territorio germano.

La decisión de las autoridades de Gaggenau de cancelar el acto ha provocado malestar en el Gobierno turco, hasta el punto de que el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, convocó el jueves al embajador alemán para mostrarle su malestar por la cancelación del acto.

El jefe de la diplomacia turca ha dicho este viernes que Alemania "debe aprender a comportarse" si quiere mantener buenas relaciones con el país euroasiático.

"Si quiere trabajar con nosotros, tiene que aprender a comportarse con nosotros. Si esto no pasa, no continuaremos", ha dicho, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Así, ha reclamado a Berlín que vea al país "como un igual". "Turquía no es un país a su disposición. No son los patrones de Turquía. (Alemania) Es primera clase, y Turquía no es segunda clase", ha manifestado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies