Descubiertos restos de un asentamiento prehispánico durante las obras del nuevo aeropuerto de Ciudad de México

Publicado 31/03/2018 22:14:33CET

CIUDAD DE MÉXICO, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) ha anunciado el hallazgo de restos de un asentamiento prehispánico de hace 1.800 años en los terrenos del lago de Texcoco, donde se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

Entre 2012 y 2016 fueron halladas esculturas dedicadas a dioses aztecas, ofrendas, ollas, flautas, braseros, así como utensilios de la época del Virreinato y objetos paleontológicos que datan de hace 1.800 años, informa el diario mexicano 'El Universal'. Hasta el momento se han catalogado y restaurado 170 objetos de diversos materiales.

En cualquier caso, el INAH ha certificado que no existe ningún inconveniente en materia arqueológica para que las obras sigan adelante, siempre y cuando se remuevan los terrenos haya personal del propio INAH presente para supervisar y vigilar las obras "con el propósito de que no haya afectación cultural".

Además, en caso de algún hallazgo o accidente que ocurra a los monumentos arqueológicos con motivo de las actividades de construcción, aun sin la presencia de un arqueólogo, se deberán de interrumpir de inmediato los trabajos para dar aviso con el fin de implementar las acciones pertinentes para salvaguardar estos materiales.

Los expertos por el momento han certificado la existencia de por lo menos cuatro áreas de carácter ritual pertenecientes a la cultura azteca del periodo posclásico tardío en las que se descubrieron elementos que permiten inferir la existencia de altares que fueron construidos con materiales perecederos sobre pequeñas estructuras soportadas por pilotes de madera. En ellos eran depositadas ofrendas dedicadas a las deidades del agua o de la salud.

En concreto se han hallado vasijas con símbolos referentes a Tláloc, con símbolos acuáticos y con grecas, figurillas femeninas con atributos de la diosa Chalchiuhtlicue, además de incensarios con remate de cabezas de serpientes, representaciones de rana y navajillas de obsidiana.

Contador