El destacado periodista Alfred Taban anuncia que se retira para entrar al Parlamento de transición en Sudán del Sur

Publicado 19/07/2017 6:21:26CET

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El destacado periodista sursudanés Alfred Taban ha anunciado este martes que se retira de la profesión para aceptar su nombramiento como miembro del Parlamento de transición del país, dentro de la facción del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM) encabezada por el vicepresidente primero del país, Taban Deng.

"Puedo confirmar que he sido nombrado miembro del Parlamento, representando a mi condado natal, Kajokeji", ha indicado, en declaraciones concedidas a la emisora local Eye Radio.

"Este trabajo parlamentario es muy importante. Es una lucha por mi pueblo, ya que mi condado ha quedado vacío", ha dicho, en referencia a los intensos combates registrados en los últimos meses en Kajokeji, en el estado de Río Yei.

Los combates han provocado que gran parte de sus residentes se hagan refugiado en Uganda, por lo que Taban ha abogado por "conseguir un poco de cordura en Kajokeji" a través de su trabajo parlamentario.

Taban, fundador y redactor jefe del diario 'Juba Monitor' y presidente de la Asociación para el Desarrollo de los Medios en Sudán del Sur, rechazó en mayo la oferta del presidente, Salva Kiir, para participar en el comité presidencial para el diálogo nacional.

El periodista argumentó entonces que no formaría parte de este comité a menos que el presidente procediera a liberar a todos los reporteros que se encuentran encarcelados y acabara con las restricciones a la libertad de prensa en el país.

Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que enfrenta a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales al exvicepresidente y líder rebelde Riek Machar, de etnia nuer.

La guerra ha dejado hasta el momento cerca de 50.000 muertos, más de dos millones de desplazados internos y otro millón adicional refugiado en países vecinos como Kenia, Sudán y Uganda, donde la población ha escapado tanto de los combates entre las fuerzas armadas de ambos bandos como de las masacres locales que están perpetrando las etnias dinka y nuer.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies