Detenida en el sur de Filipinas la esposa del líder del grupo Maute, vinculado a Estado Islámico

Policía de Filipinas
REUTERS / REUTERS STAFF - Archivo
Publicado 16/07/2018 14:04:42CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Filipinas han anunciado este lunes la detención de la esposa del líder del grupo Maute, vinculado a Estado Islámico, horas después de una operación en la que ha muerto un experto en explosivos de la formación extremista.

El portavoz del Mando de Mindanao Oriental del Ejército filipino, Ezra Balagtey, ha indicado que la detenida es Nafisa Pundong, mientras que el fallecido es Nayib Calimba Pundong, tal y como ha recogido la cadena de televisión local GMA.

La operación contra Nayib Calimba Pundong, llevada a cabo en la localidad de General Santos, situada en la provincia de Cotabato del Sur (sur), se ha saldado además con la incautación de una pistola y una granada de mano.

Nafisa Pundong ha sido detenida horas después en una segunda redada en esta misma localidad. La mujer es esposa de Owayda Benito Marohombsar, alias 'Abú Dar'. La mujer se fugó en 2016 de una prisión de la localidad de Marawi y era buscada por las autoridades desde entonces.

El Gobierno de Filipinas declaró en octubre el fin de las operaciones militares en Marawi tras más de cuatro meses de combates contra miembros del grupo Maute, tras un conflicto que dejó más de mil muertos y cientos de miles de personas desplazadas de sus hogares.

El conflicto en Marawi, el mayor desafío en materia de seguridad que ha afrontado el presidente filipino, Rodrigo Duterte, comenzó el 23 de mayo cuando los milicianos del grupo Maute impidieron que las Fuerzas Armadas de Filipinas llevaran a cabo una operación para detener al líder de Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, escondido en esa ciudad de Minadanao.

Los combates en Marawi se saldaron finalmente con la muerte de Hapilon y los principales líderes del grupo Maute y dejaron el centro de la ciudad completamente destrozado, con edificios quemados y derrumbados, además de provocar una crisis humanitaria que dejó a más de 400.000 personas alejadas de sus hogares.