Detenido en Turquía un exfuncionario por su presunta relación con el asesinato en 2016 del embajador ruso en Ankara

Un agente de Policía en Turquía
REUTERS - Archivo
Publicado 05/04/2018 18:00:56CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Turquía han detenido este jueves a un antiguo funcionario por su presunta relación con el asesinato en 2016 del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El sospechoso ha sido identificado como S.S., un antiguo trabajador de la Autoridad de Información y Tecnologías de la Comunicación de Turquía (ICTA) que sería miembro de la organización que encabeza el clérigo islamista Fetulá Gulen.

Las autoridades consideran al detenido como responsable de la eliminación de correos electrónicos del responsable del asesinato, Mevlut Mert Altintas, para ocultar las instrucciones que presuntamente habría dado el grupo para llegar a cabo el asesinato.

La Fiscalía turca emitió el lunes órdenes de arresto contra ocho personas en el marco de sus investigaciones por el asesinato de Karlov, entre ellos el propio Gulen, quien reside en exilio autoimpuesto en Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense afirmó el martes que está a la espera de que Turquía envíe pruebas que vinculen al clérigo con el asesinato para decidir sobre su posible extradición. "Revisaremos los materiales que el Gobierno turco pueda entregar en este caso, y tomaremos cualquier decisión sobre la extradición a partir de los hechos y las leyes estadounidenses", dijo Nicole Navas Oxman, portavoz del Departamento de Justicia, en declaraciones a la agencia rusa de noticias Tass.

Karlov fue asesinado a tiros en diciembre de 2016 por un hombre armado que apeló a la situación en la ciudad siria de Alepo --escenario en ese momento de una ofensiva del Ejército respaldada por Moscú-- para justificar el ataque.

El atacante, que murió tras recibir varios disparos de las fuerzas especiales turcas, era un antiguo miembro de la Policía antidisturbios de 22 años de edad y originario de la provincia occidental de Aydin.

Turquía señaló inmediatamente a Gulen --al que también acusa del intento de golpe de Estado de julio de 2016-- como 'cerebro', pero el Kremlin recalcó que era demasiado pronto para decir quién está detrás del asesinato.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y Gulen eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes del clérigo islamista, según el Gobierno turco, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

Entonces, el mandatario turco acusó al clérigo de conspirar y erigir un Estado paralelo para derrocar al Gobierno con ayuda de la Policía y medios simpatizantes.

Bajo una fuerte represión desde la asonada, más de 50.000 personas han sido encarceladas en espera de juicio por supuestos vínculos con Gulen, mientras que 150.000 personas han sido despedidas o suspendidas de empleo en los sectores militar, público y privado.