Detenidos seis adolescentes en Inglaterra por matar de una paliza a un inmigrante polaco

Publicado 31/08/2016 8:33:30CET

LONDRES, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Seis adolescentes han sido detenidos en Essex, en Inglaterra, tras la muerte de un inmigrante polaco por una brutal paliza en la calle que, según su hermano, comenzó porque le escucharon hablar en su idioma natal.

Según informa 'The Guardian', la Policía inició el lunes una investigación por asesinato tras la muerte de Arkadiusz Józwik, un hombre de 40 años natural de Polonia y que llevaba cuatro viviendo en Inglaterra. El hombre fue golpeado el sábado, recibiendo heridas en la cabeza, y falleció posteriormente en el hospital.

La Policía de Essex, que se personó rápidamente en el lugar de los hechos el sábado por la noche, ha señalado que el ataque contra Józwik y otro polaco que sobrevivió aparentemente no fue provocado, de ahí el que una de las hipótesis que se barajan sea el crimen de odio.

Según el diario, cuatro chicos de 15 años y otro de 16, todos de Harlow, donde se produjeron los hechos, fueron detenidos el lunes bajo la sospecha de intento de asesinato y arrestados formalmente bajo la sospecha de asesinato. Los cinco han sido puestos en libertad bajo fianza hasta el 7 de octubre, mientras prosigue la investigación.

Este martes, según 'Guardian', la Policía detuvo a otro menor de 15 años bajo la sospecha de asesinato, pero aún no ha sido interrogado. La Policía ha pedido la colaboración ciudadana de aquellos que puedan tener información sobre lo ocurrido el sábado.

En declaraciones en el lugar de los hechos este martes, el hermano de la víctima dijo que la Policía le ha contado que el ataque se produjo después de que sus agresores le escucharan hablar con sus amigos en polaco. "Estaba de pie comiendo pizza y la tomaron con él por eso. No habla mucho inglés", ha explicado, lamentando que "los adolescentes sean tan agresivos".

"Los padres tienen que hablar con sus hijos, están descontrolados", ha opinado Radek. Según su versión, empezó un adolescente y "segundos después" eran diez o doce los que estaban golpeando a su hermano. "Tras el voto a favor del Brexit ha empeorado, he visto a la gente cambiar, es un momento duro", ha reconocido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies