Detenidos en Uganda decenas de rebeldes del M23 tras los enfrentamientos registrados esta semana en RDC

M23
JAMES AKENA / REUTERS
Publicado 23/02/2017 21:25:58CET

KAMPALA, 23 Feb. (Reuters/EP) -

El Ejército de Uganda ha detenido a decenas de rebeldes congoleños del Movimiento 23 de Marzo (M23) tras los enfrentamientos registrados esta semana en República Democrática del Congo (RDC) entre los milicianos y las Fuerzas Armadas del país.

El portavoz del Ejército ugandés, Richard Karemire, ha indicado que 44 milicianos del M23, los cuales se trasladaron a Uganda después de los combates, se encuentran retenidos en un campamento militar en la localidad de Kisoro, en el sur del país.

Además, Karemire ha condenado las acusaciones del Gobierno congoleño, que ha señalado que las autoridades de Uganda están contribuyendo al restablecimiento de la insurgencia del grupo en la región.

"Han huido y ahora se encuentran en el campamento a la espera de que se determine su próximo destino", ha afirmado Karemire. Miles de milicianos abandonaron RDC en 2013 después de que el Ejército congoleño, con ayuda de la ONU, se enfrentara al M23 y socavara su rebelión.

Desde noviembre, las autoridades congoleñas han afirmado en reiteradas ocasiones que Uganda está permitiendo que los rebeldes regresen a RDC a través de la frontera en el este del país para reactivar el movimiento.

Los últimos enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas de RDC y los rebeldes del M23 han tenido lugar esta semana en la localidad de Rutshuru, en el este del país. Guillaume Djike, miembro del Ejército de RDC, ha señalado que las tropas han matado a 16 rebeldes durante los combates.

Djike ha manifestado que las Fuerzas Armadas han "tenido éxito a la hora de frenar" el ataque de los rebeldes, que "provenían de Uganda, país al que han regresado una vez los enfrentamientos han terminado".

Las autoridades de Uganda anunciaron en enero que habían interceptado a decenas de combatientes del M23, los cuales intentaban regresar a RDC tras abandonar uno de los campamentos en los que se encontraban desde 2013.

Karemire ha señalado que los insurgentes que han participado esta semana en los enfrentamientos no procedían de Uganda. "No hay pruebas de que vinieran de Uganda. No exportamos milicianos a RDC", ha aseverado Karemire.

La situación del M23 se suma a la falta de estabilidad política en el país, que sufre una crisis política desde que el presidente, Joseph Kabila, se negase a abandonar el cargo a pesar de que su mandato concluyó en diciembre.

El Gobierno de Kabila ha insistido en que un resurgimiento de la rebelión del M23 podría poner en peligro el acuerdo firmado con la oposición para la celebración de las elecciones presidenciales a lo largo de 2017.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies