Detienen a la antigua copresidenta del HDP Serpil Kemalbay por su presunta oposición a la campaña 'Rama de Olivo'

 Serpil Kemalbay, Nueva Colíder Del Partido Democrático De Los Pueblos (HDP)
STRINGER/REUTERS
Publicado 14/02/2018 2:10:13CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Serpil Kemalbay, antigua copresidenta de la formación prokurda Partido Democrático de los Pueblos (HDP) ha sido detenida este martes en Ankara, la capital de Turquía, por su presunta oposición a la operación 'Rama de Olivo' llevada a cabo por el Ejército turco en la región siria de Afrin.

Su arresto ha tenido lugar en el marco de una serie de órdenes de detención emitidas la semana pasada por la Fiscalía contra 16 personas por mostrar una postura contraria a la campaña militar turca en Afrin, según ha recogido la agencia de noticias turca Anatolia.

El nuevo copresidente del partido Pervin Buldan ha señalado que la puerta de entrada de la vivienda de Kemalbay ha sido forzada y ha explicado que los agentes han registrado su casa. Pocas horas después, Kemalbay fue puesta bajo custodia policial.

"Si el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) trata a los miembros del HDP de forma particular, entonces el AKP debe saber que estos individuos han conquistado al miedo", ha insistido Buldan. La citada agencia ha señalado que Kemalbay ha sido trasladada por los agentes de la unidad antiterrorista de la Policía de Ankara.

Kemalbay fue elegida copresidenta de la formación en mayo de 2017 para sustituir a Figen Yuksekdag, que se vio obligada abandonar el partido después de que un tribunal la hallara culpable de terrorismo. El otro excopresidente, Selahattin Demirtas, también se encuentra en prisión por cargos de terrorismo, motivo por el que presentó su dimisión en enero.

El partido eligió a sus nuevos copresidentes --Pervin Buldan y Sezai Temelli-- el domingo. Un día después, la Fiscalía turca anunció que había abierto una investigación contra Buldan (que es kurda) y contra Sirri Sureyya por presunto terrorismo.

Al menos nueve miembros del HDP se encuentran actualmente en prisión por cargos relacionados con el terrorismo. El Gobierno ha insistido en numerosas ocasiones en que la formación está vinculada a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), a la que considera organización terrorista.