Detonado un paquete sospechoso en el aeropuerto de Milán que resultó ser una bomba falsa

Actualizado 29/12/2009 17:18:52 CET

ROMA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El artefacto que los artificieros hicieron detonar este lunes por la tarde en el aeropuerto de Malpensa, en Milán (norte de Italia), era en realidad una bomba falsa colocada en uno de los baños con el objetivo de sembrar la alarma, según las últimas informaciones sobre lo ocurrido.

El personal de la limpieza del aeropuerto había lanzado la alarma hacia las 13:00 horas tras encontrar un paquete en un baño de hombres cercano a los mostradores de facturación. El paquete, de unos 20 centímetros por diez, estaba envuelto con cinta adhesiva negra, tenía una antena y se veían también unos cables, por lo que se pensó que podría ser una bomba.

Sin embargo, tras la intervención de los artificieros, la Policía italiana constató que el paquete no tenía explosivos. Previamente, se había acordonado la zona hasta que llegaran los artificieros, que procedieron a neutralizar el paquete con un cañón de agua.

Según informan los medios locales, el tráfico aéreo no se vio afectado en ningún momento y los viajeros pudieron facturar sus maletas sin ningún problema en el resto de mostradores de 'check-in'.