La deuda de Sudán del Sur frena la expedición de pasaportes y documentos de identidad en el país

Publicado 24/11/2017 13:38:32CET

NAIROBI, 24 Nov. (Reuters/EP) -

Los equipos de expedición de los pasaportes y documentos de identidad de Sudán del Sur han sido bloqueados por la empresa alemana que provee al país de sus sistemas, la compañía Muhlbauer, después de que el Ejecutivo sursudanés no pagase la cuota anual de 500.000 dólares --unos 422.000 euros-- por la licencia del software que utilizan estos equipos.

La empresa alemana ha suspendido sus servicios debido a la deuda que el Gobierno sursudanés tiene pendiente, según han informado fuentes gubernamentales.

La economía de Sudán del Sur ha quedado destruida después de cuatro años de guerra civil. Los principales ingresos del Estado provienen de sus reservas de petróleo. Sin embargo, el conflicto ha reducido la producción a menos de la tercera parte de los niveles que tenía el país antes de la guerra.

El dinero público es escaso y tanto los funcionarios como los militares han denunciado que llevan meses sin cobrar. La inflación desproporcionada ha afectado negativamente al valor de la libra sursudanesa.

El ministro de Finanzas, Mou Ambrose Thiik, ha asegurado en declaraciones a Reuters que el Gobierno formalizará el pago a principios de la semana que viene. "Estamos trabajando en ello", ha señalado.

Por su parte, Muhlbauer, especializada en tecnología para la emisión de documentos electrónicos, no se ha manifestado al respecto. Una investigación realizada hace un año por el grupo Sentry puso de manifiesto que los líderes sursudaneses y sus familias se han beneficiado del conflicto, al acumular riqueza de forma ilegal.

TRABAJANDO EN EL PROBLEMA

Mientras tanto, en la oficina nacional de Inmigración, donde se renuevan y emiten estos documentos, los responsables han colocado carteles informativos en los que puede leerse: "el equipo técnico está trabajando para resolver el problema. Habrá notificaciones la semana que viene. Disculpen por las molestias".

Un empleado de la oficina ha contado que los servidores están apagados desde hace una semana. Thiik ha advertido de que es posible que el Gobierno firmase su contrato con la compañía Muhlbauer sin el asesoramiento legal idóneo.

"Una vez que hayamos pagado veremos cómo resolver esto porque no deberíamos seguir pagando por algo que debería ser de nuestra propiedad", ha agregado el ministro al hacer referencia al software utilizado para procesar los datos.

Además, el presidente del país, Salva Kiir, ha anunciado este viernes que ha encomendado al ministro de Exteriores la tarea de reducir el número de diplomáticos destinados en el extranjero, en un intento por reducir la carga fiscal que afronta el Gobierno. Un portavoz de Exteriores, Mawien Makol, ha denunciado que el personal de algunas de las embajadas de Sudán del Sur lleva cinco meses sin cobrar.