Dimite el congresista republicano Blake Farenhold, acusado de acoso sexual

Blake Farenthold congresista republicano
REUTERS / JOSHUA ROBERTS
Publicado 07/04/2018 2:34:42CET

AUSTIN (TEXAS), 7 Abr. (Reuters/EP) -

El congresista republicano Blake Farenthold, acusado por una excolaboradora de acoso sexual, ha dimitido este viernes del Congreso tras admitir que permitió que floreciera "una cultura no profesional" en su oficina de Capitol Hill.

"Mientras planificaba servir el resto de mi mandato en el Congreso, sé en mi corazón que es hora de que avance y busque nuevas formas de servir", ha señalado el congresista, de 56 años, que representó a Corpus Christi en Estados Unidos en la Cámara de Representantes.

Aunque Farenthold ha negado la acusación de acoso sexual, en diciembre confirmó que no buscaría la reelección. El anuncio lo hizo una semana después de que el comité de ética de la Cámara de Representantes afirmara que le estaba investigando por acusaciones de acoso sexual, discriminación y represalias que involucraban a una antigua miembro del personal.

"No tenía idea de cómo dirigir una oficina en el Congreso y como resultado permití que una cultura de trabajo arraigara en mi oficina que era demasiado permisiva y decididamente poco profesional", aseguró Farenthold en diciembre.

La dimisión de Farenthold ha entrado este viernes en vigor. El representante republicano comenzó a trabajar en el Congreso en 2011 y es el último de varios legisladores estadounidenses que han renunciado o no han solicitado la reelección después de haber sido acusados de acoso sexual.

El diario Politico informó en diciembre de que la Oficina de Conformidad del Congreso había pagado 84.000 dólares de un fondo público en nombre de Farenthold por un reclamo de acoso sexual.

En 2014, la exdirectora de comunicación del congresista Lauren Greene presentó una demanda en su contra alegando una atmósfera de trabajo hostil y discriminación por razones de género, según indican varios documentos. Ambos llegaron a un acuerdo en 2015 para evitar ir a juicio.