Dimite por sorpresa el presidente de la cámara baja del Parlamento de Etiopía

Contador
Publicado 09/10/2017 1:14:22CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la cámara baja del Parlamento de Etiopía, Abadulá Gemeda, ha presentado este domingo su dimisión por sorpresa, sin dar detalles acerca de su decisión, según ha informado el diario local 'The Reporter'.

Gemeda habría presentado su dimisión ante el comité ejecutivo de la Cámara de Representantes hace cerca de dos semanas, y el organismo la habría aceptado ya. Fuentes del citado diario han indicado que la dimisión se debería a motivos personales.

Gemeda, que ha sido presidente de la cámara baja del Parlamento desde hace dos mandatos, ha indicado en un discurso televisado que desvelará los motivos de su decisión una vez que sea aprobada por el legislativo.

"Debido a la existencia de circunstancias que no me permiten continuar en esta posición, he presentado mi dimisión a mi partido político y a la Cámara de Representantes", ha dicho.

"Desvelaré las razones de mi decisión una vez que ésta sea revisada por la Cámara de Representantes", ha remachado Gemeda, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Gemeda, quien fue ministro de Defensa del país, se convierte así en uno de los más altos cargos del gubernamental Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF) en presentar su dimisión desde que el partido llegó al poder en 1991.

Analistas citados por Reuters han indicado que Gemeda, quien es miembro de la etnia oromo, podría haber decidido dimitir por la respuesta del Gobierno a las protestas en Oromiya entre 2015 y 2016.

Las protestas --que derivaron en la aplicación del estado de emergencia, retirado en agosto de este año-- se saldaron con la muerte de cerca de 670 personas, según los datos de la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía.

Las protestas estallaron por la decisión de incorporar el distrito de Wolkayt a la vecina región de Tigray, sin tener en cuenta las divisiones étnicas, para garantizar la expansión territorial de la capital, Adís Abeba.

Etiopía, aliado occidental en la lucha contra Estado Islámico y un actor cada vez más importante en el desarrollo económico del Cuerno de África, acusó a "elementos" de Eritrea, Egipto y otros países de alentar los disturbios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies