Más de 250 detenidos en enfrentamientos entre Policía y manifestantes tras un desalojo de okupas

Actualizado 01/03/2007 22:52:09 CET

COPENHAGUE, 1 Mar. (EP/AP) -

Más de 250 personas fueron detenidas hoy en varias manifestaciones que tuvieron lugar en Copenhague para protestar contra el desalojo de un grupo de okupas de un teatro, informó la Policía. Los manifestantes arrojaron a la policía ladrillos, botellas y pintura contra los agentes en unos violentos disturbios.

Tres personas tuvieron que ser atendidas por sus heridas, incluido un alemán que recibió un impacto en la cabeza, informó la portavoz de un hospital de la capital danesa. Su pronóstico no es grave. Otros dos daneses fueron atendidos por heridas de consideración leve.

El desalojo, que recibió gran atención pública, afectó a un teatro del centro de Copenhague. Otros okupas y grupos de jóvenes de la ciudad consideraban el edificio como un lugar de vivienda gratuita desde hace años.

Hace más de un año las autoridades judiciales dictaron la orden de desalojo y exigieron que la vivienda fuera entregada a la congregación cristiana que la adquirió seis años antes. Sin embargo, los okupas se negaron a marcharse alegando que el ayuntamiento no tenía ningún derecho a vender un edificio de cuatro plantas en uso, reclamando otra vivienda para alojarse.

Por su parte, una fundación que apoya al movimiento okupa se comprometió a brindarles una partida de 12 millones de coronas (1,6 millones de euros equivalentes a 2,1 millones de dólares) para que pudieran trasladarse a otra vivienda.

Sobre las 7:00 hora local y peninsular española varios manifestantes se enzarzaron con cientos de agentes de Policía que se disponían a ejecutar el desalojo, mientras un helicóptero de la unidad antiterrorista danesa aterrizó en la parte alta del edificio. Asimismo, agentes antidisturbios acordonaron las calles colindantes al edificio ocupado mientras agentes de la Policía procedían a desalojar a las personas en el interior de la vivienda.

Por su parte el portavoz de la Policía, Per Larsen, subrayó que entre los arrestados habrá seguramente ciudadanos extranjeros, aunque no pudo ofrecer datos respecto a su nacionalidad, como tampoco pudo ofrecer una cifra del número de okupas en el interior de la vivienda cuando empezaron a ser evacuados.

Cerca de 1.000 manifestantes se enfrentaron con agentes de la Policía en calles colindantes, a quienes arrojaron piedras, botellas y pintura, mientras éstos echaron mano de bombas de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

Asimismo, varios activistas formaron barricadas en distintos puntos del casco histórico de la capital danesa y muchos vehículos estacionados fueron además volcados por los manifestantes. Comercios próximos a la vivienda ocupada tuvieron que echar el cierre de forma apresurada para evitar incidentes mayores y muchas otras viviendas cercanas fueron acantonadas.

Dada la situación, Larsen explicó que varias unidades de Policía procedentes de comisarías de todo el país están de camino a la capital para contribuir en los próximos días al refuerzo de seguridad en el caso de que se convocaran nuevas manifestaciones. Además, la Policía vigila la frontera con Alemania y Suecia tras la petición de los okupas daneses a sus homólogos alemanes y suecos de sumarse a las movilizaciones.

En pasado mes de diciembre, cerca de 300 personas fueron detenidas por la Policía depués de que la manifestación convocada en contra del desalojo del mismo edificio tomara un cariz violento.

En la ciudad sueca de Malmo, al suroeste del país, tres hombres fueron arrestados con material explosivo encima, y la Policía sospecha que intentaban desplazarse a Copenhague para sumarse a las protestas, según informó la portavoz de Policía, Merima Lulic. Asimismo, la Policía de la capital Estocolmo se prepara ante una manifestación prevista en el centro de la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies