Diplomáticos occidentales aseguran que Irán refuerza su apoyo armamentístico a Damasco

Actualizado 14/03/2013 19:24:30 CET

NUEVA YORK, 14 Mar. (Reuters/EP) -

Irán ha reforzado significativamente su apoyo armamentístico a las fuerzas del presidente de Siria, Bashar al Assad, durante los últimos meses, consolidando así su posición junto a Rusia de gran aliado del Gobierno sirio, según han declarado fuentes diplomáticas de Occidente.

Según han informado a Reuters importantes fuentes diplomáticas, que han preferido permanecer en el anonimato, Irán está enviando gran cantidad de armas a Siria a través del espacio aéreo iraquí. Estas acusaciones confirmarían el incumplimiento por parte de las autoridades iraníes de la sanción impuesta por Naciones Unidas sobre Teherán por su programa nuclear, que le impide exportar armas a Siria.

Este incremento del apoyo iraní a Bashar al Assad podría significar un recrudecimiento de los combates en Siria. Según los diplomáticos, la ayuda por parte de las autoridades iraníes podría cambiar el curso de la guerra al convertirse en el sustento y salvavidas del cada vez más aislado Gobierno sirio.

Cerca de 70.000 personas han muerto violentamente en Siria desde que comenzaron los enfrentamientos entre el Gobierno de Bashar al Assad y los grupos enfrentados al régimen, en marzo de 2011, un conflicto que ha generado más de un millón de refugiados.

APOYO "MASIVO" A BASHAR AL ASSAD

Según un informe de inteligencia de Occidente al que tuvo acceso Reuters el pasado mes de septiembre, Irán está transportando suministro armamentístico en aviones civiles a través del espacio aéreo iraquí para ayudar a Al Assad, unas acusaciones que han sido fuertemente negadas por las autoridades iraníes.

"A pesar de las repetidas promesas de Bagdad de poner fin al suministro armamentístico, los iraníes continúan apoyando masivamente al régimen de Al Assad", ha declarado un diplomático occidental de alto rango esta semana. "Irán ha estado aumentando su apoyo militar durante los últimos tres o cuatro meses mediante el envío de armas a Siria a través del espacio aéreo de Irak, un país que, sin embargo, prefiere mirar hacia otro lado", ha añadido.

"Irán podría jugar un papel crucial en el futuro de la guerra de Siria", ha advertido el diplomático, quien también ha agregado que el partido-milicia chií libanés Hezbolá podría estar ocultando su apoyo al régimen sirio. Del mismo modo, el diplomático ha añadido que la guerra siria está adquiriendo un tono cada vez "más sectario" debido al aumento de los suníes, buena parte de ellos procedentes de Irak, que luchan contra los chiíes y miembros de la secta alauí a la que pertenece Al Assad, una rama del Islam chií.

Ali al Moussawi, asesor del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha negado rotundamente estas acusaciones a través de los medios de comunicación. "Nunca se ha producido el envío de armas de Irán a Siria a través de Irak, ni por tierra ni por aire", ha declarado.

RUSIA, UN ALIADO CLAVE DE DAMASCO

Según han asegurado los diplomáticos, a día de hoy, Rusia continúa siendo el máximo proveedor de armas del presidente Al Assad. A diferencia de Irán, Rusia no está sujeta a ninguna prohibición por parte de la ONU por lo que puede llevar a cabo el comercio de armas libremente.

Rusia ha insistido en repetidas ocasiones que su apoyo militar a Siria consiste en sistemas antimisiles de defensa aérea y no en armas de ataque.

Tanto Rusia como China han vetado reiteradamente en el Consejo de Seguridad de la ONU el proyecto de resolución sobre Siria, que está respaldado por los países occidentales y amenaza con imponer sanciones al Gobierno del presidente Bashar al Assad si no deja de usar armamento pesado para hacer frente a la revuelta y retira sus tropas de las zonas urbanas.

SUMINISTROS DE ARMAS A TRAVÉS DE TURQUÍA Y LÍBANO

"Siria no necesita ningún tipo de ayuda militar por parte de Irán", ha declarado el secretario de prensa de la misión iraní en Naciones Unidas, Alireza Miryousef, quien ha insistido en que la intención de Teherán para poner fin al conflicto no es otra que la de promover el diálogo entre el Gobierno y la oposición siria. "Por desgracia, la situación en Siria y en todo Oriente Próximo es cada vez más delicada y arriesgada debido a la injerencia extranjera y al envío de armas a los grupos extremistas", ha añadido.

No obstante, los diplomáticos citados por Reuters han asegurado que, aunque la principal vía para el envío armamentístico a Siria por parte de Irán continúa siendo Irak, se están estableciendo canales de suministro alternativo, concretamente a través del espacio aéreo de Turquía y Líbano. Según han detallado, una vez en Siria, las armas son distribuidas a las fuerzas gubernamentales y las milicias aliadas, incluyendo Hezbolá, a través de camiones.

Las acusaciones han sido rápidamente desmentidas por una fuente diplomática de Turquía, que ha asegurado que "éste es un asunto que preocupa especialmente al Gobierno turco por lo que todas las acusaciones carecen de fundamento". En el pasado, Turquía ha interceptado y denunciado ante el Consejo de Seguridad de la ONU envíos de armas iraníes.

El embajador de Líbano ante la ONU, Nawaf Salam, no ha querido hacer declaraciones al respecto. Históricamente, Líbano ha tenido una relación complicada con la vecina Siria. Actualmente, los libaneses se encuentran profundamente divididos con respecto a la guerra del Gobierno de Bashar al Assad contra las fuerzas rebeldes. La pasada semana, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, instó a Líbano, que acoge a cientos de miles de refugiados sirios, a permanecer neutral en el conflicto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies