Un diputado 'chavista' pide a la fiscal general que dimite por "insania mental"

 Luisa Ortega Díaz
MARCO BELLO / REUTERS
Publicado 05/06/2017 14:21:23CET

CARACAS, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un diputado del grupo parlamentario 'chavista' ha exigido la dimisión de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, por "insania mental" después de que la jefa del Ministerio Público se haya desmarcado del oficialismo criticando la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro en el marco de la última crisis política en Venezuela.

"Esta señora, con ese comportamiento, ha dado sobradas manifestaciones de tener insania mental, es decir, que su comportamiento es muy extraño", ha dicho Pedro Carreño, legislador del Gran Polo Patriótico (GPP), que aglutina a los partidos políticos del 'chavismo', en una entrevista concedida a VTV.

Carreño ha avanzado incluso que llevarán este asunto al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) --objeto de las críticas de Ortega Díaz-- para que determine el estado de salud de la fiscal general. "Como no sabemos la patología de la señora, (queremos) saber si tiene insania mental", ha explicado.

El diputado del GPP ha esgrimido que Ortega Díaz debe dimitir porque podría causar "daños mayores" en la actual situación de Venezuela. "Nos puede llevar a una guerra civil y nos puede llevar a las condiciones (para que haya) una invasión extranjera", ha alertado.

Ortega Díaz, que hasta ahora se había mantenido fiel al 'chavismo', ha pronunciado en los últimos meses su primeras críticas al Gobierno por su injerencia en el Poder Judicial y la brutal represión de las manifestaciones opositoras en Caracas y otras grandes ciudades.

En su crítica más fuerte, declinó la invitación a las reuniones para preparar la Asamblea Constituyente que ha convocado Maduro y ha pedido al TSJ que explique su apoyo a la misma. En opinión de la fiscal general la actual Carta Magna es "perfecta" y no hay razón para modificarla, aún menos sin que medie un referéndum.

CRISIS VENEZOLANA

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Hasta ahora, más de 50 personas han muerto, incluidos adolescentes, y miles han sido detenidas.

Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.

La Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto", de los cuales la mitad, 250, saldrán de sectores de marcado corte oficialista, según ha detallado Maduro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies