El director de Amnistía exige a Yatseniuk que ponga fin a los crímenes de los paramilitares ucranianos

Arseny Yatseniuk
VALENTYN OGIRENKO / REUTERS
Actualizado 05/07/2015 13:21:09 CET

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, ha exigido este lunes al primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que las autoridades ucranianas pongan fin a los crímenes y abusos perpetrados por los grupos paramilitares ucranianos que combaten junto al Ejército contra las milicias separatistas prorrusas.

Shetty ha apelado directamente a Yatseniuk durante la entrevista mantenida por ambos en Kiev. "Las autoridades de Ucrania no deben reproducir el desgobierno y los abusos que han predominado en las zonas que han estado en manos de los separatistas", ha afirmado Shetty, según recoge Amnistía en un comunicado.

"Si no se pone fin a los abusos y posibles crímenes de guerra de los batallones de voluntarios se corre el peligro de agravar significativamente las tensiones en el este del país y desvirtuar las intenciones de las nuevas autoridades ucranianas, que afirman que reforzarán y harán respetar el Estado de derecho más ampliamente", ha añadido Shetty.

En respuesta, el primer ministro Yatseniuk ha asegurado que el Gobierno se ha comprometido a exigir responsabilidades a todos los responsables de abusos relacionados con el conflicto.

"Amnistía Internacional acoge con satisfacción el compromiso del gobierno de Ucrania de restaurar y garantizar la justicia en las zonas afectadas por el conflicto. Haremos que cumpla su promesa", ha respondido Shetty.

Este llamamiento coincide con la publicación este domingo de un informe de Amnistía en el que se recogen abusos y crímenes de guerra perpetrados por el Batallón de Voluntarios Aidar, un grupo paramilitar vagamente integrado en el Ejército ucraniano y que opera en la región de Lugansk.

Amnistía ha documentado secuestros, detenciones ilegales, maltratos, atracos, extorsiones y posibles ejecuciones perpetradas por Aidar, algunos de los cuales son constitutivos de crímenes de guerra. AI recuerda además que Aidar es solo uno de los más de 30 grupos parecidos surgidos para colaborar con el Ejército en la lucha contra los separatistas.

Por ello, Amnistía pide a las autoridades de Kiev que integren a los paramilitares voluntarios en una cadena de mando y control eficaz, investiguen sin demora todas las denuncias de abusos y exijan rendición de cuentas a los responsables.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies