El director de Inteligencia estadounidense advierte sobre una ciberamenaza contra la infraestructura de EEUU

Dan Coats
LUCAS JACKSON / REUTERS - Archivo
Publicado 14/07/2018 4:29:34CET

WASHINGTON, 14 Jul. (Reuters/EP) -

El director de Inteligencia de Estados Unidos, Dan Coats, ha advertido este viernes de que hay una creciente amenaza de un ciberataque devastador contra la infraestructura estadounidense y ha asegurado que las "luces de alarma están parpadeando en rojo otra vez".

Rusia, China, Irán y Corea del Norte están lanzando diariamente ataques cibernéticos contra las redes de ordenadores de agencias federales, estatales y municipales, corporaciones estadounidenses e instituciones académicas, según Coats.

De los cuatro países, "Rusia ha sido el más agresivo actor extranjero, sin duda", ha aseverado el director de Inteligencia.

Las declaraciones de Coats llegan poco después de que el Departamento de Justicia anunciara la acusación formal a 12 oficiales de Inteligencia militar rusos por entrar de forma ilegal en ordenadores del equipo de campaña presidencial de la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, y de organizaciones del Partido Demócrata.

Además, los comentarios de Coats se producen tres días antes de que el presidente estadounidense, Donald Trump, se reúna con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki, en la primera cumbre formal entre ambos mandatarios.

El director de Inteligencia ha advertido de que la posibilidad de un "ciberataque dañino para nuestra infraestructura crítica" por parte de un actor extranjero está creciendo.

Coats ha comparado los ciberataques diarios con las actividades que las agencias de Inteligencia estadounidenses detectaron antes de que Al Qaeda protagonizara el ataque extremista más devastador en suelo norteamericano el 11 de septiembre de 2001.

"El sistema estaba parpadeando en rojo. Aquí estamos casi dos décadas después y estoy aquí para decir que las luces de advertencia están parpadeando en rojo de nuevo", ha recalcado Coats.

El director de Inteligencia también ha sostenido que algunos de los mismos actores rusos que intervinieron en la campaña electoral de 2016 están usando nuevamente cuentas falsas en redes sociales para difundir información y propaganda falsa para alimentar la división política en Estados Unidos.