El director de la misión de entrenamiento de la UE dice que el Ejército es "pobre, corrupto y no funcional"

 

El director de la misión de entrenamiento de la UE dice que el Ejército es "pobre, corrupto y no funcional"

Actualizado 23/04/2013 8:09:41 CET

PARÍS, 23 Abr. (Reuters/EP) -

El coronel francés Bruno Heluin, que encabeza el equipo de entrenamiento de soldados malienses enviado al país africano por la Unión Europea (UE), ha afirmado este lunes que el Ejército de Malí sigue siendo "pobre, corrupto y prácticamente no funcional", al tiempo que ha solicitado a los donantes que procedan a realizar los pagos comprometidos.

La UE aprobó en junio una misión de entrenamiento de 15 meses con el objetivo de reconstruir el Ejército de Malí para que pueda hacer frente a potenciales ataques por parte de grupos islamistas armados. Sin embargo, tres meses después la corrupción sigue siendo extendida y los soldados no han logrado avances.

"Están gestionando miseria", ha dicho Heluin en declaraciones concedidas al diario francés 'Le Monde'. "La comunidad internacional dice: 'Tenemos que reconstruir el Ejército maliense', pero ni un solo céntimo ha llegado a las Fuerzas Armadas (...), ni siquiera de los ocho millones de euros que se comprometieron el 29 de enero en la conferencia de donantes de Adis Abeba", ha agregado.

El Gobierno de Francia ha iniciado la retirada de los 4.000 soldados que desplegó en enero para expulsar del norte del país a los grupos armados islamistas que se hicieron con el control del Azawad tras secuestrar la revolución iniciada por el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) para conseguir la independencia del territorio.

La operación francesa comenzó el pasado 11 de enero, cuando el presidente del país europeo, François Hollande, anunció que su Gobierno atendería la petición de ayuda militar formulada por las autoridades malienses, ante la ofensiva lanzada por los islamistas. Pese a sus rápidos avances, la ofensiva se ha quedado estancada en la zona montañosa de Adrar des Ifogas.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está considerando un proyecto de resolución para aprobar la creación de una fuerza de pacificación --MINUSMA-- compuesta por 12.600 efectivos en Malí a partir del 1 de julio, si bien este cuerpo podría solicitar el apoyo de las tropas francesas presentes en el país en la lucha contra los grupos islamistas armados. El Gobierno de Francia ha iniciado la retirada de los 4.000 soldados que desplegó en enero.

El organismo espera poder adoptar el texto, que podría ser revisado durante las posteriores negociaciones, a finales de abril. Un alto cargo de la ONU, que ha hablado bajo condición de anonimato, ha dicho que la operación sería la cuarta más amplia de Naciones Unidas y que tendría un coste de 800 millones de dólares (alrededor de 613 millones de euros) anuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies