Dos grupos chiíes apoyados por Irán exigen a EEUU que retire completamente a su Ejército de Irak

Helicóptero militar en un portaaviones de EEUU
REUTERS / RONEN ZVULUN
Publicado 06/02/2018 15:09:19CET

BAGDAD, 6 Feb. (Reuters/EP) -

Dos grupos chiíes en Irak apoyados por Irán se oponen a los planes de Estados Unidos y del Gobierno iraquí de mantener un mínimo de tropas para el entrenamiento y el asesoramiento de tropas y exigen a la Casa Blanca que retire totalmente a su Ejército.

Un portavoz del Gobierno iraquí declaró el lunes que Washington ha comenzado a retirar pero que algunos permanecerán en Irak. Actualmente, Estados Unidos tiene más de 5.000 efectivos en Irak.

La Organización Badr, un grupo chií al que pertenece el ministro de Interior del Gobierno del primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ha insistido en que cualquier número de tropas estadounidenses que continuen en el país causará inestabilidad.

"Los dos gobiernos deberían coordinarse para hacer efectiva una retirada total de las tropas de la Casa Blanca. La presencia estadounidense causará polarización interna y será un imán para los terroristas", ha declarado un portavoz de la organización, Kareem Nuri.

Kataib Hezbolá, un grupo de corte mucho más hermético y antiestadounidense, ha repetido sus amenazas de atacar al Ejército extranjero. "Nuestra demanda para que los estadounidenses se marchen es firme, estamos dispuestos a utilizar las armas porque Washington no entiende ningún otro idioma", declaró el portavoz de Kataib Hezbolá, Jaafar al Husseini, a la televisión al Mayadeen el lunes.

Kataib Hezbolá tiene una fuerte relación con la Guardia Revolucionaria de Irán y ha amenazado al Ejército estadounidense en varias ocasiones en el pasado, tildando su presencia de "ocupación".

LOS PLANES DE LA COALICIÓN

La coalición internacional militar liderada por Estados Unidos ha ayudado a las fuerzas iraquíes a recuperar el territorio que Estado Islámico les arrebató en 2014 y en 2015, ha proporcionado apoyo aéreo y de artillería en la batalla por Mosul y ha entrenado a decenas de miles de soldados iraquíes de élite.

"La coalición distribuirá a sus tropas en coordinación con nuestros socios iraquíes para asegurar la derrota efectiva de Estado Islámico", ha manifestado en un comunicado distribuído este lunes el director de operaciones del bloque, el general de brigada Jonathan Braga.

Braga ha insistido en que incluso si la composición de las tropas cambia, la coalición mantendrá las capacidades y la presencia para continuar entrenando, aconsejando y equipando al Ejército iraquí, con el objetivo de asegurarse de que Estado Islámico no resurge.

Los militares estadounidenses han advertido de que, aunque Estado Islámico haya perdido la mayor parte del territorio que controlaba en Irak y en Siria, hay temor de que los combatientes yihadistas que hayan sobrevivido podrían volver a atacar utilizando tácticas de insurgencia.