Dos informes del Gobierno británico señalan que los terroristas actuaron por su cuenta en los atentados de Londres

Actualizado 11/05/2006 10:53:30 CET

LONDRES, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Dos informes del Gobierno británico que se publican hoy sobre las explosiones de julio del 2005 en el transporte público de Londres concluyen que los cuatro atacantes suicidas actuaron sin la asistencia de terroristas extranjeros, dijeron el miércoles autoridades y legisladores.

Los resultados de las dos investigaciones señalan que las agencias de inteligencia tenían bajo vigilancia a dos de los atacantes en el 2004, pero determinaron que no significaban una amenaza y dejaron de seguirlos.

Las autoridades habían afirmado que los cuatro hombres, que causaron la muerte a 52 personas en el metro y en un autobús de pasajeros, eran terroristas criados en el país, que actuaron independientemente y no bajo la dirección de un agente de al Qaeda ni de otro grupo extranjero.

Investigaciones exhaustivas respaldan esa afirmación, dijo un funcionario oficial que pidió no ser identificado debido a que el informe está a punto de ser publicado.

Es probable que los informes elaborados por el Ministerio del Interior y una comisión de abogados provoquen un mayor clamor para una investigación más amplia, según desean algunos supervivientes y varios miembros de la oposición.

El Ministerio del Interior británico trató de examinar la facilidad con que el ataque fue organizado, y el efecto que la invasión encabezada por Estados Unidos a Irak en el 2003 tuvo en la radicalización del pensamiento de jóvenes británicos musulmanes para que ataquen su propio país, dijo el funcionario.

Por su parte, algunos supervivientes de las explosiones realizan una campaña para pedir una investigación pública similar a la comisión estadounidense sobre los ataques del 11 de septiembre.

"Hemos esperado 10 meses por esos dos informes y creo que no responderán a todos los interrogantes que tengo o que otros tienen", destacó Rachel North, de 35 años, una directora de estrategia que sobrevivió a la explosión de un vagón en la estación de Russell Square, donde murieron 26 personas.

"Necesitamos una investigación pública, porque si hemos llegado al punto en Gran Bretaña donde jóvenes crean que su única opción es recurrir a su propia destrucción y a la de otros, tenemos graves problemas", destacó North a AP.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies