Dos mujeres aseguran que Trump las tocó de forma inapropiada

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Dos mujeres aseguran que Trump las tocó de forma inapropiada

Donald Trump, candidato republicano a la Presidencia de EEUU
MIKE SEGAR/REUTERS
Publicado 13/10/2016 2:11:45CET

WASHINGTON, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Dos mujeres, entrevistadas por el diario estadounidense 'New York Times', han asegurado este miércoles haber sido víctimas en el pasado de tocamientos "inapropiados" por parte del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, que se ha visto envuelto recientemente en numerosas polémicas por su actitud hacia las mujeres.

La última surgió tras la publicación de un vídeo de 2005 en el que presumía de que podía besar y tocar a mujeres simplemente por el hecho de ser "una estrella", apuntalado así su imagen machista, si bien durante el último debate con su contrincante, la demócrata Hillary Clinton, aseguró que se trataba de "comentarios de vestuario".

Jessica Leeds, de 74 años, es una de las que ha denunciado ante el mencionado diario el comportamiento inapropiado del magnate multimillonario. "Mientras le escuchaba, quería dar un puñetazo al televisor", ha asegurado, en referencia al momento en el que Trump afirmaba que no eran más que comentarios.

Leeds ha explicado que hace tres décadas, cuando era empresaria en una compañía papelera, coincidió en un vuelo a Nueva York con el republicano. Unos 45 minutos después del despegue, el ahora candidato a la presidencia de Estados Unidos, sentado a su lado en primera clase, comenzó a tocarla.

"Era como un pulpo", ha explicado Leeds, detallando que le tocó los pechos y que trató de meter la mano de bajo de su falda. "Sus manos estaban por todas partes", ha afirmado.

Las declaraciones de Trump durante el segundo debate entre candidatos a la presidencia tuvo un efecto similar en Rachel Crooks, una mujer de Ohio que también vivió una situación similar años atrás.

Cuando Crooks tenía 22 años y era recepcionista en una compañía inmobiliaria, Bayrock Group, en la torre Trump de Manhattan, se encontró con el magnate junto al ascensor del edificio.

Consciente de que su empresa hacía negocios con Trump, Crooks se giró y se presentó. Al darse la mano, el republicano no la soltó, tal y como ha explicado, y en su lugar, la besó en las mejillas. "Al final me besó directamente en la boca", ha señalado.

"No fue como si hubiera sido un accidente", ha puntualizado. "Fue muy inapropiado", ha añadido, indicando que sintió como si se tratase de una violación.

"NADIE RESPETA MÁS QUE YO"

El candidato a la Casa Blanca ya se defendió, incluso antes del debate, de las críticas vertidas contra él por afirmaciones que muchos estadounidenses consideran insultantes contra las mujeres, y aseguró, como ya hizo en el encuentro televisado con Clinton, que gran parte de sus declaraciones en este sentido han sido puro "espectáculo".

En concreto, durante una entrevista concedida a la cadena KSNV de Las Vegas --filial de la NBC--, al republicano le preguntaron sobre su postura sobre las mujeres y otros comentarios sobre la apariencia de la población femenina.

Trump aseguró que "mucho" de lo que ha comentado en este sentido ha sido "por puro espectáculo". "No hay nadie que tenga más respeto por las mujeres que yo", añadió.

Sin embargo, según una encuesta difundida este lunes por la cadena NBC, dos de cada tres votantes estadounidenses consideran que el candidato del Partido Republicano no respeta a las mujeres.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies