Dos palestinos condenados a cadena perpetua por asesinar a una misionera de EEUU

Actualizado 24/11/2011 20:00:21 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal israelí ha condenado a cadena perpetua a dos palestinos por el asesinato de Kristine Luken, una misionera estadounidense que fue apuñalada en las montañas de Jerusalén en diciembre de 2010.

El Tribunal del Distrito de Jerusalén ha condenado a dos cadenas perpetuas y a 60 años de cárcel a Kifah Ghanimat y a una cadena perpetua y a 16 años de prisión a Ibrahim Ghanimat, según ha informado el diario 'Haaretz'.

Ghanimat ha sido sentenciado a dos cadenas perpetuas porque era el líder de una célula palestina relacionada con el asesinato de Luken y de Netta Blatt-Sorek, una israelí que murió hace un año. Además, ha sido declarado culpable de robo y venta de armas y de otros cuatro cargos por intento de asesinato y violación.

El juez Yaakov Tzaban ha concluido que "sus acciones son duras y crueles y no hay ninguna circunstancia atenuante".

La Policía israelí cree que la célula palestina que atacó a Kristine Luken y a su amiga británica Kaye Wilson --que sufrió heridas graves pero fingió estar muerta para salvar la vida-- también es la responsable del asesinato de Netta Blatt-Sorek, cuyo cadáver fue hallado el año pasado en Jerusalén. Según la Policía, los palestinos mataron a Luken porque pensaban que era judía.