Dos proyectiles de mortero impactan en el territorio israelí del Negev

Actualizado 30/07/2010 21:16:07 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dos proyectiles de mortero lanzados desde la Franja de Gaza han impactado este viernes en el territorio israelí del Negev, sin causar daños personales ni materiales, informa la prensa israelí.

Este incidente se produjo este mediodía, unas horas después de que un cohete palestino Katyusha alcanzara una zona residencial de la ciudad israelí de Ashkelon, donde se registraron algunos daños materiales en un edificio de apartamentos y varios coches que se encontraban aparcados.

"No cabe duda de que éste es el hecho más grave desde la operación 'Plomo fundido'" lanzada por el Ejército israelí contra la Franja de Gaza a finales de 2008, declaró el alcalde de Ashkelon, Benny Vaknin, a la radio pública israelí en referencia al incidente en Ashkelon. La ciudad se encuentra a sólo doce kilómetros de la Franja de Gaza y cuenta con 125.000 habitantes.

Aunque después de la operación 'Plomo fundido' ha seguido habiendo lanzamientos, la mayoría de ellos han ido dirigidos contra poblaciones más pequeñas cercanas a la frontera. La semana pasada, cuatro cohetes Qassam y dos proyectiles de mortero alcanzaron Israel, pero ninguno provocó daños de ningún tipo ya que impactaron en zonas abiertas en el oeste del Negev.

Israel suele responder a estos incidentes con ataques contra los túneles y los puestos de avanzada de Hamás.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo que "Israel se toma muy en serio el lanzamiento contra Ashkelon", según un comunicado de su oficina.

Ningún grupo armado ha reivindicado el ataque. El Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás), que controla la Franja de Gaza, ha asegurado que está intentando impedir los disparos de cohetes desde Israel, pero varios grupos menores continúan con estos ataques.

Un responsable militar declaró que no cree que Hamás sea responsable del lanzamiento del cohete. "Hamás sigue queriendo mantener el status quo en la Franja", dijo. "No quiere hacer frente a un conflicto", añadió la fuente, citada por el diario israelí 'Yedioth'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies