Duterte acuerda con el MILF un "corredor de paz" para que los civiles salgan de Marawi

Civiles rescatados de los enfrentamientos en Marawi
ROMEO RANOCO/REUTERS
Publicado 31/05/2017 12:10:03CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha acordado con el Frente Moro Islámico de Liberación (MILF), uno de los grupos milicianos activos en el país, la creación de un "corredor de paz" para que los civiles que se han visto atrapados por los combates en Marawi entre las fuerzas gubernamentales y los islamistas del grupo Maute puedan huir, según ha informado este miércoles la Presidencia.

Dicho corredor "garantizará la seguridad de los civiles y el reparto de ayuda humanitaria para los desplazados", ha explicado la responsable del grupo creado por Duterte para supervisar los esfuerzos humanitarios en Marawi, Irene Santiago, citada por la cadena ABS-CBN.

Según el mapa publicado por la Oficina del Asesor Presidencial para el Proceso de Paz (OPPAP), el corredor cubrirá varios municipios de Lanao del Sur. Santiago ha explicado que las organizaciones humanitarias podrán usarlo para evacuar a heridos y civiles atrapados así como para trasladar a los fallecidos.

Por su parte, el portavoz del Ejército, el general de brigada Restituto Padilla, ha informado de que ocho milicianos de Maute se han entregado a las fuerzas de seguridad y están ofreciendo "información muy valiosa".

Según el portavoz presidencial, Ernesto Abella, desde que estalló la semana pasada el enfrentamiento en Marawi han muerto 129 personas, de las que 89 son milicianos y 19 son civiles, mientras que las fuerzas gubernamentales han sufrido 21 bajas.

Padilla ha asegurado que los bombardeos aéreos llevados a cabo por la aviación filipina en los últimos días no han provocado víctimas civiles y ha instado a los milicianos que permanecen en Marawi a entregarse.

"Están atrapados, están en zonas de las que nunca saldrán vivos a menos que se rindan", ha advertido el portavoz militar. "Por eso pedimos a estos hombres armados que entren en razón, depongan sus armas y se entreguen", ha insistido.

Los enfrentamientos comenzaron el martes de la semana pasada cuando milicianos de Maute con banderas negras de Estado Islámico atacaron Marawi, una ciudad poblada mayoritariamente por musulmanes, en respuesta al intento de arresto de Isnilon Hapilon, líder del grupo islamista Abú Sayyaf y considerado líder de Estado Islámico en Filipinas.

Según ha dicho este miércoles Padilla, se cree que Hapilon sigue en Marawi. El portavoz del Ejército ha indicado que se ha recuperado el control del 90 por ciento de la ciudad, mientras que el 10 por ciento restante estaría fuertemente custodiado, lo que apuntaría a la presencia de "un individuo de alto valor".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies