Duterte no descarta ampliar la ley marcial a las islas Visayas

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas
REUTERS
Publicado 24/05/2017 13:11:36CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha asegurado este miércoles que no descarta ampliar a las islas Visayas el alcance de la ley marcial que ha impuesto en Mindanao, en el sur del archipiélago filipino, si los terroristas salen de esa región para operar en otras zonas.

"Yo puedo decidir expandir la zona para incluir las Visayas porque en realidad están a poca distancia porque, al haber muchas islas, ellos siempre pueden escapar a allí e iniciar otras actividades terroristas", ha asegurado Duterte, en un discurso en el aeropuerto de Manila tras regresar de un viaje oficial a Rusia que ha tenido que acortar por los combates en Mindanao entre las fuerzas de seguridad y milicianos del grupo Maute, leal a Estado Islámico.

"He ordenado a las Fuerzas Armadas y a la Marina que mantengan un embargo sobre las islas, especialmente en el mar que separa Mindanao de las Visayas", ha contado el mandatario filipino, según informa la cadena de televisión local ABS-CBN.

El archipiélago de las Visayas ha permanecido desde hace tiempo aislado de la actividad de los grupos terroristas aunque recientemente han aparecido en la localidad de Bohol milicianos de Abú Sayyaf, el grupo terrorista islamista que ha sido reconocido por Estado Islámico como su filial filipina.

Duterte se vio el miércoles obligado a acortar su viaje oficial en Rusia por los últimos combates registrados en la localidad de Marawi entre militares filipinos y milicianos del grupo Maute, vinculado a Estado Islámico, que intentaban impedir el arresto del líder de Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon.

Los milicianos del grupo terrorista quemaron varios inmuebles en la ciudad, incluida una iglesia católica, y secuestraron a un cura y a varios feligreses.

Tres miembros de las fuerzas de seguridad murieron y otros doce resultaron heridos en los combates registrados en Marawi, según el secretario de Defensa filipino, Delfín Lorenzana.

El enfrentamiento tuvo lugar en el marco de un operativo en una vivienda en la que se creía que podía estar escondido Isnilon Hapilon, líder de Abú Sayyaf y de Estado Islámico en Filipinas.

Según el portavoz de las Fuerzas Armadas, Restituto Padilla, las autoridades habrían recibido "información creíble" de que Hapilon se encontraba en Marawi con su "séquito", en referencia al Grupo Maute.

El presidente filipino dijo en abril que Hapilon podría haber muerto en un bombardeo realizado en enero, cuando las Fuerzas Armadas anunciaron que quince terroristas que acompañaban a Hapilon habían muerto en un bombardeo aéreo. Lorenzana confirmó entonces que el líder insurgente había resultado herido de gravedad.

Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Estados Unidos ofrece una recompensa por él de cinco millones de dólares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies