Duterte reconoce que sabía que la liberación de Marawi iba a ser una "larga lucha"

 

Duterte reconoce que sabía que la liberación de Marawi iba a ser una "larga lucha"

Marines filipinos junto a una mezquita en Marawi
ERIK DE CASTRO/REUTERS
Publicado 28/06/2017 7:37:45CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha reconocido este martes que sabía que las operaciones militares para liberar la ciudad de Marawi, asediada por milicianos del grupo Maute desde hace más de un mes, iba a ser una "larga lucha", a pesar de que su secretario de Defensa, Delfín Lorenzana, aseguró que los enfrentamientos no durarían más de una semana.

Durante su primer acto en una semana, el periodo más largo sin aparecer en público desde que asumió la Presidencia del país asiático en junio de 2016, Duterte ha explicado que ya tenía una "evaluación completa" de la situación incluso cuando estaba en Rusia en una visita oficial que tuvo que acortar cuando estalló la rebelión en la ciudad.

Duterte impuso la ley marcial por un período de 60 días en la región de Mindanao después de que un enfrentamiento entre el grupo Maute, integrado por antiguos miembros de la guerrilla del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) y combatientes extranjeros, se saldara con cerca de una decena de soldados muertos en la ciudad.

"Ya entonces tenía una evaluación completa (de la situación) y sabía que iba a ser una larga lucha", ha asegurado, según declaraciones recogidas por la cadena GMA. Asimismo, ha admitido que entonces sabía que un mes no sería suficiente para poner fin al asalto.

Marawi, con más de 200.000 habitantes, está asediada, principalmente, por integrantes de Maute en un aparente intento por esconder al líder del grupo insurgente Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, a quien el Ejército tenía previsto detener el 23 de mayo después de recibir información de que se encontraba en la ciudad.

Desde que comenzaron los combates en Marawi, hace ya varias semanas, 290 terroristas, 70 militares y 27 civiles han muerto y la mayor parte de los habitantes ha tenido que abandonar la ciudad para escapar de la violencia, de acuerdo con el último balance oficial.

No obstante, el portavoz del Ejército, Restituto Padilla, ha advertido de que la cifra oficial de civiles muertos en el asedio a Marawi es la que las autoridades han podido confirmar, según ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

Así, podría incrementarse "considerablemente" el balance de muertos a causa de "las atrocidades de los terroristas" si son ciertas las declaraciones de los residentes que han logrado escapar.

ISNILON HAPILON

El presidente dijo el pasado mes de abril que Hapilon podría haber muerto en un bombardeo realizado el pasado mes de enero, cuando las Fuerzas Armadas anunciaron que 15 terroristas que acompañaban a Hapilon habían muerto en un bombardeo aéreo. Lorenzana confirmó entonces que el líder insurgente había resultado herido de gravedad.

Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Sobre él pesa una recompensa de cinco millones de dólares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies