La EBA insta a los países de la UE a no relajar sus estándares para atraer firmas por el Brexit

Contador
Publicado 12/10/2017 18:57:31CET

BRUSELAS, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha instado a las autoridades nacionales de los Estados miembros a evitar competir en estándares normativos y de supervisión para atraer la llegada de entidades financieras procedentes de Reino Unido a causa del Brexit, al mismo tiempo que ha defendido que deben aplicar los marcos legales existentes en la actualidad.

Esta agencia, que precisamente tiene su sede en Londres y debe ser reubicada por el 'Brexit', ha publicado una serie de directrices para garantizar una aplicación "coherente" de la legislación comunitaria para aquellas entidades que desean establecerse en el bloque comunitario o fortalecer su presencia para mantener el acceso al mercado único.

El objetivo de este documento es aportar mayor certidumbre a las empresas y asegurar la igualdad de condiciones. La EBA ha explicado además que el texto se centra en el periodo anterior a la salida efectiva de Reino Unido del club europeo, que tendrá lugar en marzo de 2019.

Así, la autoridad bancaria ha señalado que los principios generales incluidos en el documento están relacionados con la necesidad de que las autoridades nacionales apliquen sus marcos legales y normativos de una forma "coherente" y eviten competir en estándares normativos y de supervisión.

La EBA también ha recomendado a los Estados miembros que no impongan trabas burocráticas "innecesarias" a las empresas y ha destacado la importancia de la coordinación entre supervisores nacionales y entre las autoridades de supervisión y las encargadas de la resolución de entidades.

En este sentido, la Autoridad Bancaria Europea da algunos "principios clave" en áreas específicas como autorizaciones, normativa y supervisión prudencial de firmas de inversión y resolución.

En cuanto a la primera de estas áreas, la EBA aboga por no relajar los estándares de los procedimientos de autorización y defiende que las empresas que deseen obtener permisos para operar en el bloque comunitario deben pasar por "rigurosos análisis". También señala que no deben permitirse compañías "tapadera" en la UE.

Con respecto al segundo campo, el documento apunta que las firmas de inversión establecidas en la UE deben contar con un marco prudencial actualizado en línea con el informe elaborado por la propia EBA, mientras que aquellas que operan desde un tercer país también deben estar sujetas a unas normas de supervisión.

Por último, la EBA pide tener en cuenta el impacto de la salida de Reino Unido de la UE en la reforma en marcha de las normas para la resolución de entidades financieras, principalmente en la construcción de una "capacidad de absorción de pérdidas".

Esto se debe, señala la institución, a que un volumen "significativo" de la emisión de instrumentos susceptibles de absorber pérdidas en caso de resolución (MREL, por sus siglas en inglés), tiene lugar bajo la legislación británica, por lo que pide tenerlo en cuenta para mitigar posibles riesgos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies