Ecuador insiste en dialogar con Colombia para solucionar el conflicto de las fumigaciones

Actualizado 09/02/2007 1:47:39 CET

QUITO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador apostó este jueves por el diálogo con Colombia para solucionar el conflicto bilateral por las fumigaciones aéreas con glifosato en los territorios fronterizos para erradicar el cultivo de coca. Sin embargo la ministra de Asuntos Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, afirmó este jueves que este diálogo debe cumplir "acuerdos mínimos".

"Insistimos en que el diálogo es la herramienta fundamental para la resolución de conflictos. Obviamente para tener un diálogo se necesita una plataforma de acuerdos mínimos y de respeto de los compromisos de ambos países", señaló la Ministra.

Ecuador presentó a mediados de esta semana una "enérgica" nota de protesta al país vecino por la reanudación de las fumigaciones debido a que ambos habían alcanzado un acuerdo mutuo, incluso a nivel presidencial, de que la erradicación de cultivos se haría de forma manual y que además se informaría de las aspersiones antes de acometerlas al país afectado.

También se habían acordado trabajos de verificación que realizaría una Comisión Binacional Científica para elaborar los términos de referencia para los estudios sugeridos por las Naciones Unidas.

Ecuador pidió a Colombia "la suspensión inmediata" de las aspersiones para que "no sigan ocasionando daños a la población o al ambiente en territorio ecuatoriano". Sin embargo, la ministra de Exteriores ecuatoriana indicó este jueves que de momento no tiene respuesta del Gobierno colombiano.

Ecuador sostiene, amparado en numerosos estudios científicos, que el glifosato produce daños en la salud de personas y animales, además de cuantiosas pérdidas en los cultivos.

Espinosa indicó que el Gobierno está consultando con un equipo de abogados para iniciar demandas internacionales contra Colombia por los daños ocasionados.

Sobre el retorno del embajador ecuatoriano, Alejandro Suárez, a su sede diplomática en Bogotá, la Ministra afirmó que seguirá en Quito, a donde fue llamado en diciembre, "hasta no tener una aclaración de parte de Colombia sobre los dos temas pendientes".

En cuanto a las fumigaciones, Espinosa había anunciado que emprenderá una campaña diplomática para buscar apoyo internacional y consideró que la polémica por las aspersiones "no es un problema bilateral" entre Ecuador y Colombia sino un problema de derechos humanos, de seguridad ambiental, de seguridad de salud pública que implica a la comunidad internacional.

El Gobierno de Colombia defiende las fumigaciones para erradicar el cultivo de coca, una de las mayores fuentes de financiación de la guerrilla colombiana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies