Correa propone a Insulza crear un sistema interamericano de DDHH "más cercano y acorde" con la región

Actualizado 11/05/2012 5:38:50 CET

QUITO, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha propuesto al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, crear un sistema interamericano de protección a los Derechos Humanos "más cercano y acorde" con las necesidades y la realidad de la región.

Correa ha recibido este jueves a Insulza en el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia de Ecuador, en el marco de la visita oficial que el secretario general de la OEA realiza estos días al país andino, según informa el diario oficial 'El Ciudadano'.

En la reunión, Correa ha trasladado a Insulza sus críticas al Sistema Interamericano de Derechos Humanos de la OEA. "Hemos elevado fuertes críticas a todo aquello con lo que no estamos de acuerdo -- como nos caracteriza-- con frontalidad y claridad", ha indicado el mandatario.

Si bien, ha matizado que dichas críticas son conceptuales, de modo que no se opone a la existencia de un organismo encargado de garantizar la protección de los Derechos Humanos en toda la región, sino a que sea el actual, al considerar, como ha dicho en otras ocasiones, que obedece a los intereses de Estados Unidos.

Así, el ecuatoriano ha propuesto al chileno crear un sistema interamericano "más cercano y acorde con las necesidades y realidades históricas de la región". "Sabemos que tú compartes esa pasión por la Patria Grande", ha dicho, en alusión a América Latina.

Insulza, por su parte, ha agradecido la bienvenida de Correa y le ha expresado su disposición a debatir la propuesta en el seno de la organización regional. "La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debe tratar de mejorar y universalizar su sistema", ha admitido.

CAMBIOS EN LA OEA

En la misma línea, el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, ha manifestado a Insulza la necesidad de realizar cambios en la OEA para que se convierta en un organismo capaz de abordar las aspiraciones de todos los países de la región.

Entre los temas a tratar, el canciller ha mencionado el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que "será la parte principal de la conversación", y la estrategia regional contra el narcotráfico, que se encuentra en peligro después de que un grupo de países centroamericanos, liderados por Guatemala, propusiera legalizar el consumo de drogas.

Si bien, ha indicado que dichas cuestiones se abordarán en la próxima sesión de la Asamblea General de la OEA, que se celebrará el próximo mes de julio en la ciudad boliviana de Cochabamba, capital del departamento homónimo, ubicada en el centro del país.

"Ecuador, como país soberano, está en su derecho de realizar críticas a una organización que debe irse adaptando a unos tiempos distintos y más acordes con las necesidades de los países", ha defendido, por su parte, la representante ecuatoriana en al OEA, María Isabel Salvador.

A este respecto, Insulza ha reconocido que "la OEA tiene que cambiar y ajustarse a los tiempos", como ha hecho, por ejemplo en temas de seguridad, al tiempo que ha subrayado que su papel, aunque "diferente", "siempre será necesario".

"La interacción económica a nivel americano es un sueño desde los años de Simón Bolívar, pero las cosas se han ido dando de manera distinta, y es bueno que surjan organismos de integración, porque responden más a la realidad", ha argumentado.

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

En otro orden de temas, Insulza ha recriminado a Correa su ausencia en la VI Cumbre de las Américas, que se celebró el pasado mes de marzo en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

"Lo echamos de menos en la Cumbre de las Américas", ha dicho el secretario general de la OEA, a lo que el presidente ha contestado: "(la de este año) ha sido la mejor participación de Ecuador en la Cumbre de las Américas".

Correa se negó a asistir al foro regional para expresar su apoyo a Cuba, que no pudo acudir, a pesar de que se ofreció a hacerlo, debido a la oposición de Estados Unidos, que recordó que solamente pueden participar países democráticos, y a la "falta de consenso" del resto de los Estados.

La Cumbre de las Américas terminó sin una declaración conjunta debido al veto de Estados Unidos, apoyado por Canadá, a debatir sobre la participación de Cuba en futuros encuentros regionales, así como sobre la reclamación por parte de Argentina de la soberanía de las islas Malvinas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies