Correa insiste en que "no es negociable" la permanencia de una base militar estadounidense en el país

Actualizado 24/10/2007 5:26:20 CET

QUITO, 24 Oct. (EP/AP) -

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, declaró hoy que "no es negociable" su decisión de no renovar un convenio por el que Estados Unidos opera militarmente desde una base aérea en Ecuador para combatir el narcotráfico en la región, y consideró el acuerdo "perjudicial" para el país.

Acerca de la posibilidad de que los empresarios y autoridades de Manta, ciudad 260 kilómetros al suroeste de Quito, donde se ubica la base, mantengan reuniones con el Gobierno para discutir la presencia de los estadounidenses, de la que son partidarios, Correa aseguró: "no tengo ningún problema en reunirme con ellos pero eso no es negociable".

"Ratificamos (...) que en el 2009, cuando venza ese acuerdo tan perjudicial para el país como fue el de la base de Manta, se terminará el acuerdo y se tendrán que retirar los soldados extranjeros", aseguró el mandatario en una rueda de prensa a su regreso de una visita oficial a España e Italia.

Ecuador y Estados Unidos firmaron en 1999 un convenio que permite el uso de la base militar de Manta durante 10 años, pero Correa aseguró la presencia estadounidense daña la soberanía ecuatoriana, y anunció que su Gobierno no renovará el acuerdo. Sobre la posibilidad de que se realice un referendo en Manta para decidir la permanencia militar estadounidense, el mandatario explicó que las autoridades locales no pueden tomar esa decisión.

"Ahí están en un error, una base extranjera en el suelo patrio no es algo que concierna al cantón Manta, ni a la provincia de Manabí, constitucional y legalmente es algo que le concierne a todo el país", señaló el mandatario.

Además, Correa anticipó que la pista de la base militar, que también se utiliza como aeropuerto y que fue readecuada con inversión de Estados Unidos para que operen sus aviones, servirá en el futuro para que funcione un aeropuerto internacional que será parte de un eje que se negocia con Brasil a fin de unir el océano Pacífico y el Atlántico. En anteriores ocasiones, Correa ha rechazado la presencia de militares estadounidenses en el país y hasta ha sugerido que la base debería trasladarse a Colombia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies