La petrolera Petrobras podrá operar en una zona amazónica ecuatoriana protegida, donde viven tribus indígenas

Actualizado 24/10/2007 9:38:11 CET

QUITO, 24 Oct. (EP/AP) -

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció hoy que su Gobierno otorgó la demorada licencia ambiental para que Petrobras opere en el bloque 31 ubicado en el parque nacional Yasuní en la Amazonia, donde habitan grupos de indígenas y existen zonas protegidas.

"Ya se dio la licencia ambiental a Petrobras, después de más de un año de estudio", afirmó el mandatario en una conferencia de prensa. El dirigente indicó que se utilizará "tecnología punta, minimizando el impacto ambiental" y que no se explotará en la "zona intangible" del bloque, que no puede ser dañada. El campo petrolero está en el parque nacional Yasuní, una de las reservas de flora y fauna más importantes de Ecuador en plena selva amazónica. Se encuentra 320 kilómetros al este de Quito.

Petrobras opera el bloque 18, también en la Amazonia, y no podía trabajar en el bloque 31 dado que su licencia ambiental fue suspendida para revisar el proceso en 2005. Correa declaró que "tan largo proceso" para entregar la licencia ambiental se debió a las preocupaciones del Gobierno por garantizar la protección del medio ambiente y de los pueblos indígenas que habitan cerca de la zona, en condición de pueblos aislados de la civilización.

POSICIONES ENFRENTADAS

"Saldrán algunos idealistas muy respetables (a decir): 'no, que no haya extracción petrolera'. Que nos expliquen cómo entonces vamos a mantener la educación de este país, la salud, las carreteras, los créditos, el sector agrícola. No pueden decir no a todo, hay que proponer las alternativas", advirtió el mandatario.

La semana pasada, un grupo de indígenas huaorani y grupos ecologistas se congregaron frente a la casa de Gobierno para rechazar la presencia de la petrolera brasileña en el país por considerar que sus futuras operaciones en la Amazonia son una amenaza para los pueblos indígenas y su territorio. Los indígenas querían reunirse con el presidente para solicitarle que no otorgara la licencia a Petrobras, pero la cita nunca se concretó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies