Ecuador reconoce haber "restringido" el acceso a Internet a Julian Assange

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ecuador reconoce haber "restringido" el acceso a Internet a Julian Assange

Logo De Wikileaks
REUTERS/TORU HANAI
Publicado 19/10/2016 2:40:24CET

QUITO, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador ha reconocido este martes haber "restringido" de forma temporal el acceso a Internet al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en un momento en el que el portal está sacando a la luz numerosos documentos relacionados con el período durante el que la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ejerció de secretaria de Estado.

WikiLeaks denunció este lunes que Quito había retirado el acceso a Internet a Assange, recluido en la Embajada de Ecuador en Londres, asegurando que detrás de esta maniobra podría estar el Gobierno de Estados Unidos.

Este mismo martes, no obstante, el portal aseguró que tiene conocimiento de que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, pidió a Ecuador que impidiera que su fundador publicar documentos sobre Clinton.

Según ha explicado el portal de Assange, "la reunión privada entre John Kerry y Ecuador" tuvo lugar "en los márgenes de las negociaciones que tuvieron lugar, principalmente, el 26 de septiembre en Colombia".

Ahora, el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano ha publicado un comunicado ha reconocido que, en ejercicio de "su derecho soberano", ha "restringido temporalmente el acceso a parte de su sistema de comunicaciones en su Embajada en Reino Unido".

"Esta restricción temporal no impide que la organización WikiLeaks lleve a cabo sus actividades periodísticas", ha señalado.

La Cancillería ha recordado que en 2012 concedió el asilo político a Assange "sobre la base de sus legítimos temores de persecución política, debido a sus actividades periodísticas como editor de WikiLeaks".

"Durante las últimas semanas, WikiLeaks ha publicado una gran cantidad de documentos que tienen un impacto sobre la campaña electoral en Estados Unidos. La decisión de hacer pública dicha información es exclusiva responsabilidad de la organización Wikileaks", ha advertido.

Asimismo, ha reiterado que el Gobierno ecuatoriano "respeta el principio de no intervención en los asuntos de otros países, no se inmiscuye en procesos electorales en curso ni apoya a un candidato en especial", señalando que "la política exterior del Ecuador responde exclusivamente a decisiones soberanas y no cede ante presiones de otros Estados".

Quito ha aprovechado el comunicado, además, para reiterar el asilo concedido a Assange y su intención de "salvaguardar su vida e integridad física hasta que pueda movilizarse a un lugar seguro", siguiendo así su "tradición de defensa de los Derechos Humanos, especialmente con las personas víctimas de persecución política".

Wikileaks ha publicado correos electrónicos de la cuenta personal de John Podesta, jefe de campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca, que evidencian la estrecha relación que mantiene Clinton con directivos de Wall Street.

Desde Estados Unidos han denunciado la implicación de las autoridades rusas en la obtención ilegal de estos correos para perjudicar al Partido Demócrata y la candidatura de Clinton con vistas a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

CASO ASSANGE

Assange fue objeto de cuatro denuncias por violencia sexual en Suecia, de las cuales ya han prescrito tres aunque aún sigue vigente el cargo más grave, el de violación, que no decaerá hasta 2020.

El periodista solicitó asilo político a Ecuador desde la sede de la misión diplomática en Londres, y si bien Quito se lo concedió, Reino Unido se negó a darle un salvoconducto, insistiendo en que tenía la "obligación legal" de extraditarle a Suecia.

El argumento de Assange para la petición de asilo fue su "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia --su país de origen-- lo impida.

El fundador de WikiLeaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies